PRENSA

Las notas

Adelantos , análisis, opiniones

Agencias de noticias nacionales, portales y medios radiales, televisivos y gráficos de la ciudad, la provincia y el país, colaboran espontáneamente con la difusión de este programa anual coproducido por el Gobierno de Santa Fe, la Municipalidad de Rosario y un grupo de músicos y docentes de la ciudad que trabajan en la organización ad honorem.

 

Acreditaciones de Prensa

Aquellos periodistas y medios que quieran acreditarse para cubrir el Encuentro de Músicos, pueden solicitarlo a través de este medio enviando sus datos personales (Nombre, DNI, un teléfono y el medio y programa al que representan).
De esta manera podrán acceder a los espectáculos a realizarse desde el lunes 15 hasta el domingo 21.
Los interesados deberán retirar su credencial, previa inscripción, 30 minutos antes de los conciertos en las salas correspondientes.

Acreditarse

 

Kit de Prensa

Descargue desde aquí archivo comprimido con fotografías en alta resolución y descripciones de los artistas.

Descargar KIT

Prensa 2016

EMEPEA

Painé Nocetti.

Rosario, siempre cerca

Del río Paraná nació una luna menguante, amarillenta, casi palpable, como indicio de que la decimotercera edición del Encuentro Nacional de Músicos de Rosario se estaba despidiendo. El último de los conciertos abrazó la tarde del domingo a la ribera del río y regaló a los presentes un momento de común-unión con los artistas.

Fue una intensa semana para quienes recorrieron los salones del Centro Cultural Roberto Fontanarrosa, donde se dictaron los talleres de formación para músicos y bailarines, también para los que se mudaron de teatro en teatro para no perderse ninguna de las citas. Si bien los conciertos podrían haberse realizado en una misma locación todas las noches, el recorrido que se establece por la ciudad lo hizo atractivo: Plataforma Lavardén, El Centro Cultural Parque de España y el Galpón de la música albergaron en sus auditorios esta edición.

Uno de los fundamentos de este encuentro tiene que ver con el lugar necesario de la música en la historia de los pueblos, en la construcción de una identidad y una cultura de referencia, en la estructura de sus sentimientos, pensamiento y vivencias. Es por esto mismo que prima el intercambio, el diálogo y la construcción de puentes constantes, entre docentes y alumnos, entre colegas, entre desconocidos que luego de haber hecho un taller se juntan a tocar una zamba, una vidala o un bailecito en las escaleras del Fontanarrosa.

Hacia una escuela de música popular

Los talleres forman parte protagónica del Encuentro de Rosario, porque convocan a alumnos de todo el país, porque generan un punto de contacto entre los que ya vienen caminando de hace tiempo y los que van comenzando ese camino de infinitas llegadas. Este año además se desarrollaron bajo la atenta mirada de los granes artistas fotografiados por Eduardo Fisicaro, quien instaló para la ocasión la muestra Vibraciones en hall del centro cultural. Desde poetas a cantores, desde pintores hasta bailarines fueron captados por el ojo atento de su cámara lúcida.

Maestros como Jorge Fandermole, Rudi Flores y Ernesto Méndez, Juan Saavedra, Néstor Gómez y Juancho Perone, Marcelo Stenta, Facundo Guevara o Myriam Cubelos, por nombrar algunos cuantos, fueron generando espacios intimistas de intercambio con sus alumnos.

La importancia de estas clases tiene como horizonte la posibilidad de que en algún momento, en esta ciudad de Rosario tan cosmopolita, tan musical, exista una escuela de música popular que trabaje todo el año en la formación de intérpretes, compositores e instrumentistas abocados a esta búsqueda constante que es la identidad cultural y musical argentina y latinoamericana.

Algunos de los talleres dieron muestra de lo trabajado en el ciclo de conciertos. Como el de arreglos vocales, dictado por Ale Dolina y Marcos Lozano, o el ensamble de guitarras que, con la dirección de Marcelo Stenta, mostró dos días de trabajo colectivo con música de Ramón Ayala y de Chacho Müller brillando en una veintena de guitarras. El viernes 19 de agosto hicieron lo propio el ensamble vocal con la dirección de Roberto Calvo – y el bajo de Juan Concilio-.

Pero sin dudas el momento emocionante fue el del ensamble instrumental, dirigido por Lilián Saba, que en esta edición celebró una década en los talleres del Encuentro. Saba agradeció la existencia de este espacio, resaltando la presencia entre los alumnos de un grupo de nóveles violinistas que forman parte de las orquestas barriales de la ciudad. Puso énfasis en la importancia de la música y de la cultura en la formación de la ciudadanía, en lo imprescindibles que resultan estos espacios para la construcción de un mundo más justo.

Por qué cantamos

Saliendo del centro cultural que albergó a los talleres estos días y subiendo dos cuadras por calle Sarmiento aparece Plataforma Lavardén, el viejo edificio de la Federación Agraria Argentina, un espacio fundado con el objetivo fomentar el cooperativismo y el mutualismo rural, hoy punto de encuentro de múltiples expresiones culturales de la ciudad y portador de uno de los más bonitos teatros auditorios de la región: el Eva Perón. Allí comenzó la magia del encuentro, con una edición especial del programa radial Sueñero en vivo, conducido por Marcelo Nocetti, con Bruno Arias como invitado. El jujeño, que al día siguiente sería el protagonista de la primera noche de concierto, compartió con los presentes algunas historias y un puñadito de canciones.

Graciela Sansone, una potente voz rosarina, y el cuarteto femenino Flores Negras, también fueron parte de la programación. Bruno Arias subió al escenario con su guitarra y en el transcurso de su presentación empezó a sumar cómplices al embate: Jory Balbuena en vientos, Hernán Flores en bajo, el cuarteto vocal Karê, Juancho Perone, Jonatan Szer y Facundo Guevara en la percusión. La noche cerró entonces con un seleccionado de músicos sobre el escenario y con la esencia misma de estos espacios, la idea de cruzar caminos, experiencias, sabores, colores, sonidos que antes no se habían mirado a los ojos.

El recuerdo de Nini Flores

Rudi Flores y Ernesto Méndez se dieron cita con un público que los estaba esperando ansiosamente. Era ineludible la referencia a Nini, a su partida, pero también a su música y al lamento de Rudi de no haber podido aceptar la invitación junto a su hermano a ninguna de las ediciones de este encuentro de Rosario.

El tango formó parte por primera vez del ENM: el dúo Fain Mantega y los locales de la Orquesta Utópica, junto a las ya mencionadas Flores Negras, abrieron la puerta para la música ciudadana en este encuentro.

Pasó también un guitarrista exquisito que jugaba de local, Martín Neri, nuestro poeta de ríos vivos Jorge Fandermole y la vuelta de Teresa Parodi a estos escenarios, recibida con aplausos infinitos de un teatro lleno. “Aprender la lección de la historia debe ser no perder la memoria, nunca más” sentenció Teresa. Su repertorio la devuelve por un rato a sus orígenes como cantora: Florentina, Tarumba y una emocionante interpretación de su ya clásico El otro país, entre otras canciones.

Mientras no pare el río

Fue un encuentro donde los vientos nuevos y jóvenes soplaron fuerte. Analuz Blanco que con su canto nos invitó a recorrer imaginariamente el río en una canoa junto al Chacho Müller, al Zurdo Martínez o a Ramón Ayala. El dúo El Cielito, Cañaveral, la MusiMedios Big Band, que eligió interpretar arreglos del Chango Farías Gómez para luego dar lugar a la dirección del maestro Castiñeira de Dios, Mil puentes de Bahía Blanca, el trío Dos Más Uno con una hermosa versión de Diamante o Santiago Arias con su bandoneón jujeño y una dedicatoria a Nini Flores, son la clara muestra de la continuidad de estas expresiones populares. De que pisando fuerte en nuestra historia musical como pueblo que canta, con la voz puesta en el presente estamos mirando hacia el futuro. Y de queJuancho Perone, como dice Fander: “mientras no pare el río, se intentará”.

Liliana Herrero y Lilián Saba se encuentran en el escenario, el silencio y el respeto las recibe desde la platea, el olor a río llega, porque está cerquita. Invitan compositores a la mesa, dialogan. Piano y voz y nos llevan a recorrer los pasajes del tiempo y la memoria. Liliana canta junto al público y echa al viento un deseo: “Vamos a volver, pero mejores de lo que fuimos”. Los dúos del sábado nos endulzaron a todos: Chiqui Ledesma y Marcos di Paolo y Mario Díaz junto a Valeria Arnal, cerraron cantando en el proscenio del escenario sin enchufes ni cables, a viva voz.

Volviendo a la tarde del domingo 21 de agosto, donde la luna menguaba junto con el encuentro, una iluminada Myriam Cubelos nos traía Abrazos, puñaditos de su último disco, grabado en vivo con una selección exquisita de músicos que fue disfrutada y elogiada por los presentes. El cierre era un lujo, una oncena de maestros de la música despediría los días de encuentro, la orquesta de cámara los Amigos del Chango se adueñaba del auditorio, con Juancho Perone al bombo compartiendo y repartiendo el espíritu de Farías Gómez.

Quedan sonando en el aire palabras, deseos, canciones, acordes. Quedan soplando vientos que esperanzan. Quedan dando vueltas en medio de la nostalgia por lo que termina, lo aprendido, lo enseñado y lo que está por venir.

Gratifica ver que hay un punto de encuentro entre lo innovador y lo tradicional, entre lo que sucede dentro de las academias y el afuera, entre las distintas generaciones. Sin dudas el Encuentro Nacional de Músicos de Rosario marca un punto de referencia para otros encuentros, en otros paisajes, con otras realidades, pero persiguiendo sueños compartidos.

Pagina 12

LUNES, 22 DE AGOSTO DE 2016

La suma de afinidades electivas

Jorge Fandermole, Teresa Parodi, Los amigos del Chango, Liliana Herrero y Lilian Saba fueron algunos de los muchos y buenos músicos que participaron de este encuentro atravesado por la coherencia estética. Hubo también talleres, muestras y juntadas espontáneas.

El “Mono” Izarrualde compara improntas. La de los encuentros que se hacían en Paraná, allá mediando la década del ochenta, con la de este Encuentro Nacional de Músicos Populares que se realiza desde hace trece años en Rosario y que, con la presencia de la Orquesta que integra (Los Amigos del Chango), está llegando a su última jornada. El vientista, una leyenda a esta altura de la MPA, engloba ambas patriadas musicales bajo una misma “mística”. “Es impresionante como se ve la hermandad de esta gran familia de músicos… los compañeros rosarinos laburan como locos para vivir intensamente estas jornadas”, sostiene el artista, aliado eterno del Chango Farías Gómez. Hermandad, impronta, mística, todas palabras –con sus respectivos significados– perfectamente aplicables a lo que ocurre, ocurrió y ocurrirá al cierre de esta edición, en un encuentro de esos necesarios para la buena salud de la música popular argentina. Y conmovedores, también, no solo por sus talleres, muestras y juntadas espontáneas, sino por sus conciertos programados a conciencia estética. Realizados bajo una lógica que nada tiene que ver con una idea comercial –lo organizan músicos independientes de la ciudad del Che y Fontanarrosa– y enrolados en las diferentes aristas estéticas que devienen de la música de raíz.

Martín Neri, por caso. Enorme guitarrista que juega de local en la Plataforma Lavardén con un concierto en el que brillan poesía, música y canto a iguales dosis. El ex “acompañamiento” del Dúo Salteño y Teresa Parodi despliega en cuatro piezas un caudal creativo e interpretativo que estremece. Detrás queda el video presentación del ciclo, que acumula imágenes y pasajes de sus doce años anteriores –la aparición de Mercedes Sosa explota en aplausos– y de momento, Neri se alía al río con la bella y sosegada “Matriz del agua”; pasa por un gualambao de Parodi llamado “Nosotros” y distiende con una chacarera picaresca dedicada a los viejos verdes. Impecable. Tras él, la misma noche, aparece la mismísima Teresa. Aplausos a rabiar para la correntina, que vuelve a las fuentes, una y otra vez, con el hermoso huayno “Paloma, Palomita”; la conmovedora “El otro país”, y una de esas historias personales que le gusta contar y cantar, como “La Florentina”, una inmigrante correntina que hunde en un chamamé la nostalgia de su tierra. “Aprender la lección de la historia debe ser no perder la memoria, nunca más”, expresa la cantautora.

La jornada, sigue con el cuarteto El Cielito –banda de fusión que recorre laberintos sonoros que remiten a Miles Davis, Hermeto Pascal y el candombe uruguayo– y cierra Jorge Fandermole, en banda, con un concierto que pasea la excelsa pluma del rosarino por gemas de su acervo: “Es una responsabilidad y un enorme gusto compartir con todos estos compañeros esta noche, participar de un movimiento que viene fortaleciéndose y haciéndose con una energía y una voluntad que sobrepasa las reales posibilidades”, introduce Fander, que se entrega al fluir del río a través de bellísimas composiciones como la chamarrita “Chamarrón de proa”, “Yarará”, “Agua dulce”, “Alunados” y “El amor y la cocina”.

Otra noche, tras los talleres consumados y muy concurridos de Lilian Saba (ensamble instrumental); Juan Saavedra (danza); el mismo Fandermole (La canción, una expresión de dos lenguajes) y Roberto Calvo (ensamble vocal), es en el cálido Centro Cultural Parque España, a la vera del río. Allí se presentan Analuz Blanco; el brillante trío Dos Más Uno y Santiago Arias, que se la banca solo a bandoneón y voz, recorriendo gemas del NOA profundo. Le dedica el concierto al recientemente fallecido Niní Flores –maestro de los fueyes– y fluye con una selección de bailecitos norteños, sube más hasta llegar a Bolivia a través del dolido huayno “Basta corazón” y realza su acabado set con una respetuosa versión de “El aveloriado”, chacarera del Cuchi Leguizamón. La sala no está colmada como la noche anterior –la del jueves–, pero el calor humano es casi el mismo. El color también, cuando Lilian Saba y Liliana Herrero suben a escena, entonadas por las brisas frescas del río. Más entonada aún por el agridulce sabor de una copa de vino, la cantora estremece con una versión de “Zamba del arribeño”, de Néstor Soria y Juán Falú; remueve sentires con la chacarera “Juan del monte”, del glorioso tándem Leguizamón-Castilla; se pone triste al encarar una zamba en cuyo título (“Allá lejos y hace tiempo”) se refleja: “Así siento yo mi vida, hoy”, dice, al amparo del piano de Saba –brillante, como siempre– y la flauta de Marcelo Chiodi.

La Herrero también versiona a Fernando Cabrera mediante “La casa del al lado”. Ensalza al cantautor uruguayo por las reflexiones sobre el tiempo que conllevan varias de sus canciones, y engancha la idea con un deseo: “A mí me gusta la expresión `vamos a volver´ pero, como no soy una agitadora profesional, prefiero decir `pero mejor de lo que fuimos”, y se va, tras una intervención solista de la pianista (“Sol y luna”), con la inoxidable “Luna tucumana”, a voz quebrada. Dejándole la escena caliente a los músicos que vendrán el sábado: los dúos Díaz-Arnal y Ledesma-Di Paolo, y dos ensambles: uno vocal, y el otro instrumental, la MusiMedios BigBand que, bajo la dirección de José Luis Castiñeira de Dios, agita almas con una muy sólida versión de “El Humahuaqueño”, entre otras, anticipando la última noche que se consumaba al cierre de esta edición con –vuelta al principio– la poderosa (a)puesta de los Amigos del Chango. “Es de los encuentros más lindos que se hace en el país, por sus descubrimientos y reencuentros, y porque llena almas”, sentencia uno de ellos, Luis Gurevich, a quien –nobleza obliga– poca la razón le falta.

El Ciudadano

22 agosto 2016 - Sergio Arboleya para Télam.

Con homenaje a Farías Gómez, cerró el Encuentro de Músicos

La Orquesta de Música Argentina Los Amigos del Chango, la fantástica formación que pone en acto arreglos e ideas de su fallecido mentor Farías Gómez, cerró anoche el 13er. Encuentro Nacional de Músicos regalando una posible síntesis de lo que este espacio propone y genera desde Rosario.

Es que la intención de los músicos que desde septiembre de 2004 sostienen en Rosario esta posibilidad de intercambio crítico de formación y de exposición de lo que ocurre en esta marginada escena, bien podría tener como melodías las que propone el conjunto integrado por 11 notables instrumentistas.

El grupo camarístico recoge la inquieta herencia estética del Chango y aún sin la guía de su mentor (fallecido cinco años atrás) sigue asumiendo, exponiendo y plasmando unas ideas que recogen tradiciones, agitan el presente y se proyectan en el tiempo y en el espacio.

La formación uniformada con pantalones verdes y camisas negras e integrada por Rubén “Mono” Izarrualde (flauta traversa, voz); Nestor Gómez (orquestación, arreglos, guitarra y bombo legüero); Luis Gurevich (piano): Omar Gómez (bajo); Jerónimo Izarrualde (batería y voz); Ricardo Culotta (trompeta y fliscorno); Santiago Martínez (violín); Aleix Durán (clarinete y clarinete bajo); Agustín Balbo (guitarra eléctrica); Daniel Gómez (bandoneón) y Manu Uriona (percusión), dio cátedra

Con abundantes referencias a los diferentes afluentes del folclore pero también al tango y apelando a la riqueza de recursos que laten en esos géneros y que sus integrantes asumen, además, desde universos que pueden remitir al jazz, al rock o al pop, La Orquesta interpreta desde la universalidad una música profundamente argentina.

Sumando a su nutrida escuadra al local Juancho Perone en bombo legüero y permitiendo que el experimentado músico disfrutara como chico con chiche nuevo por esa participación, la versión de “Entre a mi pago sin golpear” logró que una parte de los casi 200 asistentes al Galpón de la Música danzaran la chacarera.

El viaje propuesto fue entre el repertorio plasmado en el volumen I que dirigió, tocó y grabó Farías Gómez y otras composiciones populares que sus miembros proponen y Omar Gómez orquesta y arregla tomando las pistas dejadas por el hacedor de Grupo Vocal Argentino, Músicos Populares Argentinos (MPA) y La Manija.

“A Chango tratamos de echarlo a patadas y vuelve”, ironizó el “Mono” en un tramo del concierto.

Antes, desde las 19.45, la jornada de clausura del Encuentro que comenzó el lunes último y que constó de seis veladas de conciertos y 15 talleres de formación, fue inaugurada por el quinteto bahiense Mil Puentes.

Luego, a partir de las 20.10, Myriam Cubelos, una de las voces salientes de la música que se hace en esta ciudad santafesina, aprovechó a mostrar parte del repertorio reunido en su último disco “Abrazos” (2015).

Dueña de una afinación impecable y de un registro potente que va siempre al frente de los relatos, la también actriz compartió con su trío (Marcelo Stenta en guitarra y el citado Perone en percusión) y con invitados (Omar Gómez en bajo, “Mono” Izarrualde en flauta traversa y los pianistas Martín Sosa y Eduardo Spinassi), un set intenso y aplaudido.

Del recorrido tomaron parte la zamba “Mercedes Yampa”, el huayno “Chinitita de mi alma”, “Minotauro” y dos logrados acercamientos al legado autoral de Chacho Muller (“Juancito en la siesta” y el estupendo triunfo “Mariano el abanderado”).

La voz del Interior

Córdoba. Alejandro Mareco

Crónicas en penumbra: la profundidad de lo sutil, a orillas del Paraná

En Rosario, el Encuentro nacional de Músicos dejó otra fecunda marca en su camino. Tomaron parte notables y talentosos artistas.

La última nota se apaga temblando como un sus­piro y, acaso, abre la puerta del auditorio, se desliza unos pocos metros y se sube a la piel del agua donde viajan todos los suspiros que resisten co­mo un susurro eterno: el río Paraná.

Valeria Arnal y Mario Díaz, sentados en la orilla del escenario y ya sin micrófonos para las voces y la guitarra, son quienes soltaron el acorde y la palabra final, al cabo de haber entonado con delicia un puñado de canciones.

En el Centro Cultural Parque España, en Rosario, la consumación de la noche del sábado, penúltima del Encuentro Nacional de Músicos, se ha desvanecido así, con un elogio de lo sutil, con la próspera intención de revelar una versión de la profundidad estética que habita en la música argentina.

El espíritu de los artistas que pasaron por la escena, el sábado y toda la semana, es el mismo que alienta a los inspiradores de la reunión.

Y no sólo se trata de revelar una versión de la belleza, sino también de atraparla y plantarla como una semilla en la canción del porvenir. Es que el Encuentro ha atravesado ya 13 años de prédica y acción que se alimentan de dos afluentes: uno, el espectáculo nocturno que cierra las jornadas; y otro, el de los laboriosos talleres que suceden mientras la ciudad trajina a plena luz del día.

Por eso es que en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa fue posible verlo a Jorge Fandermole, emblema rosarino, frente a un centenar de músicos jóvenes, en la tarea de guiar en la invención de una melodía para una chacarera trunca. O escucharlo decir que para escribir las letras hay que leer mucho, no sólo poesía, sino también literatura y hasta libros de ciencias, si de abrir los poros del alma y de la mente se trata.

Y más allá, en otras “aulas”, a la admirada pianista Lilian Saba en plena construcción de un ensamble instrumental. Más allá, el talentoso Roberto Calvo hace algo parecido con un grupo vocal. Ambos ensambles quedarían estrenados el mismo sábado, cuando a través de un repertorio folklórico mínimo le ofrendarían al público lo aprendido y lo logrado.

La noche seguiría con otra propuesta muy singular: la rosarina Musimedios Big Band, todo un aporte: la formación típica del jazz, pero con el color de tanto bronce al servicio de motivos argentinos. Lo hizo en dos tramos. Uno con invitados notables: el guitarrista Néstor Gómez (Cuarto elemento, Los amigos del Chango) y el percusionista Juancho Perone (uno de los responsables el Encuentro). El otro, con el gran José Luis Castiñeira en la dirección para interpretar obras propias, como la que fue banda de sonido del filme Cipayos, de Jorge Coscia.

Un remanso

Y antes del cierre, a cargo de Díaz-Arnal (vecinos de Córdoba), se plantaría otra celebración de lo delicado: Marcos Di Paolo, en la guitarra, más el arrobador canto de Chiqui Ledesma, una fresca voz de mujer que sabe conmover porque sabe de la canción que tiene en la garganta.

El viernes, la noche tuvo un temperamento parecido, como cobijada por el mismo río. La joven formoseña Analuz Blanco había traído un manojo de desvelos de aguas, que se deslizaban por su voz con afinación y frescura.

Luego, el trío Dos Más Uno, liderado por el impactante guitarrista chaqueño Marcelo Dellamea (junto con su hermano Hugo, también en guitarra, y a Ariel Sánchez en percusión), de sólo 25 años, tendió un sabroso compendio de versiones con resultado original (como el vals peruano Amarraditos). A continuación, el jujeño Santiago Arias hizo sentir cercana la respiración de su bandoneón solitario.

El final llegó con el personal protagonismo de Liliana Herrero, entrerriana ilustre que hace pasar las canciones por su cuerpo y hasta por su pelo, mientras se detiene una y otra vez a saborearlas de nuevo. A su lado, en el piano, cabía todo el talento de Lilian Saba.

Por el encuentro habían pasado, en los días previos, Jorge Fandermole, Teresa Parodi y otros. Anoche, el cierre de una laboriosa y fecunda manera de plantar una propuesta a la salud sensible de la música argentina llegaba con Los amigos del Chango, orquesta criolla.

Luego, todos los suspiros irían a parar al río, hasta que, dentro de un año, los traiga de regreso.

Telam

22/08/2016 14:31 | ROSARIO

Orquesta Los Amigos del Chango: cierre y síntesis del encuentro de músicos

LA FANTÁSTICA FORMACIÓN QUE PONE EN ACTO ARREGLOS E IDEAS DE SU FALLECIDO MENTOR FARÍAS GÓMEZ CERRÓ EL 13ER. ENCUENTRO NACIONAL DE MÚSICOS REGALANDO UNA POSIBLE SÍNTESIS DE LO QUE ESTE ESPACIO PROPONE Y GENERA DESDE ROSARIO.

Es que la intención de los músicos que desde septiembre de 2004 sostienen en Rosario esta posibilidad de intercambio crítico de formación y de exposición de lo que ocurre en esta marginada escena, bien podría tener como melodías las que propone el conjunto integrado por 11 notables instrumentistas, la Orquesta de Música Argentina Los Amigos del Chango.

El grupo camarístico recoge la inquieta herencia estética del Chango y aún sin la guía de su mentor (fallecido cinco años atrás) sigue asumiendo, exponiendo y plasmando unas ideas que recogen tradiciones, agitan el presente y se proyectan en el tiempo y en el espacio.

El domingo, poco antes de las 21, la formación uniformada con pantalones verdes y camisas negras e integrada por Rubén "Mono" Izarrualde (flauta traversa, voz); Nestor Gómez (orquestación, arreglos, guitarra y bombo legüero); Luis Gurevich (piano): Omar Gómez (bajo); Jerónimo Izarrualde (batería y voz); Ricardo Culotta (trompeta y fliscorno); Santiago Martínez (violín); Aleix Durán (clarinete y clarinete bajo); Agustín Balbo (guitarra eléctrica); Daniel Gómez (bandoneón) y Manu Uriona (percusión), dio cátedra.

Con abundantes referencias a los diferentes afluentes del folclore pero también al tango y apelando a la riqueza de recursos que laten en esos géneros y que sus integrantes asumen, además, desde universos que pueden remitir al jazz, al rock o al pop, La Orquesta interpreta desde la universalidad una música profundamente argentina.

Sumando a su nutrida escuadra al local Juancho Perone en bombo legüero y permitiendo que el experimentado músico disfrutara como chico con chiche nuevo por esa participación, la versión de “Entre a mi pago sin golpear” logró que una parte de los casi 200 asistentes al Galpón de la Música danzaran la chacarera.

El viaje propuesto fue entre el repertorio plasmado en el volumen I que dirigió, tocó y grabó Farías Gómez y otras composiciones populares que sus miembros proponen y Omar Gómez orquesta y arregla tomando las pistas dejadas por el hacedor de Grupo Vocal Argentino, Músicos Populares Argentinos (MPA) y La Manija.

“A Chango tratamos de echarlo a patadas y vuelve”, ironizó el “Mono” en un tramo del concierto donde la agrupación, por ejemplo, recurrió a dos obras del pianista Eduardo Lagos para hacer “La oncena” (arreglada por Farías Gómez) y “La séptima” (con arreglos de Gómez y que integrará el segundo disco del combo, a publicarse este año).

Un maravilloso acercamiento a “Canto a La Telesita” y los tangos “María” y “Melodía de arrabal” se sumaron a la dinámica celebración en visitas plenas de imaginación, buen gusto, expresividad y caminos posibles que La Orquesta volverá a exponer en directo el sábado próximo desde las 21 en la sala del CAFF (Sánchez de Bustamante 772, Capital).

Antes, desde las 19.45, la jornada de clausura del Encuentro que comenzó el lunes último y que constó de seis veladas de conciertos y 15 talleres de formación, fue inaugurada por el quinteto bahiense Mil Puentes.

La banda sostenida entre Guillermo García (saxo soprano, flauta traversa, siku, quena); Maximiliano Corinaldesi (contrabajo-bajo eléctrico); Gustavo Fernández (batería y percusión); Clementina Zivano (voz, charango, bandoneón, composición); Lucas Magallán (guitarra, voz, composición, arreglos y dirección), exploró en torno a la fusión.

Con buena sonoridad, Mil Puentes combinó su abordaje de piezas populares (“Caluyo del desierto” y la picante cueca cuyana “La chichanera”) con temas propios inspirados en Carlos “Negro” Aguirre y Luis Alberto Spinetta (“Paraná” y “Sueño”, respectivamente).

Luego, a partir de las 20.10, Myriam Cubelos, una de las voces salientes de la música que se hace en esta ciudad santafesina, aprovechó a mostrar parte del repertorio reunido en su último disco “Abrazos” (2015).

Dueña de una afinación impecable y de un registro potente que va siempre al frente de los relatos, la también actriz compartió con su trío (Marcelo Stenta en guitarra y el citado Perone en percusión) y con invitados (Omar Gómez en bajo, “Mono” Izarrualde en flauta traversa y los pianistas Martín Sosa y Eduardo Spinassi), un set intenso y aplaudido.

Del recorrido tomaron parte la zamba “Mercedes Yampa”, el huayno “Chinitita de mi alma”, “Minotauro” y dos logrados acercamientos al legado autoral de Chacho Muller (“Juancito en la siesta” y el estupendo triunfo “Mariano el abanderado”).

Telam

21/08/2016 12:44 | ROSARIO

Fandermole invita a atender "lo que se está creando en los géneros populares"

EL TROVADOR JORGE FANDERMOLE, LA MAYOR CELEBRIDAD PRESENTE COMO TALLERISTA Y EN CONCIERTO DENTRO DEL ENCUENTRO NACIONAL DE MÚSICOS QUE ESTE DOMINGO POR LA NOCHE CERRARÁ SU 13ª EDICIÓN, RESALTÓ QUE “SON ÉPOCAS PARA PRESTAR MUCHA ATENCIÓN A LO QUE SE ESTÁ MANIFESTANDO A NIVEL DE LO CREATIVO DENTRO DE LOS GÉNEROS POPULARES”.

Durante una distendida entrevista con Télam en un bar lindero al Centro Cultural Fontanarrosa donde entre viernes y sábado dictó el taller “La canción, una expresión de dos lenguajes: múltiples formas de abordaje compositivo", el artista reveló que ese proceso que procura transmitir forma parte de su propia vivencia al respecto.

“Empecé trabajando de forma muy intuitiva pero con el paso del tiempo uno va siendo más reflexivo en relación a qué recursos utiliza. Desde que me puse un poco a indagar en esas cuestiones de forma más ordenada, todo ha sido siempre un descubrimiento y me he maravillado con cosas que uno tiene a mano”, confesó.

El músico, creador de un estilo propio que atravesó la llamada Trova Rosarina y hoy impregna buena parte de la nueva música de raíz, ofreció sus charlas para más de 70 jóvenes tras haber cerrado la tercera velada de recitales con un certero espectáculo en la colmada sala Plataforma Lavardén del centro de la ciudad.

Allí y en compañía del grupo que integran Marcelo Stenta (guitarra), Fernando Silva (bajo eléctrico y cello) y Juancho Perone (percusión), ofrendó 45 minutos de recital que dedicó a los fallecidos Raúl Carnota y Nini Flores.

-Télam: ¿Cómo aplica aspectos de análisis de la canción a su propia obra?

-Jorge Fandermole: Es una cosa que empezamos a tomar como ejercicio con el (pianista entrerriano) Negro Aguirre en los 90 y la cuestión de lo compositivo está en la conversación habitual y van apareciendo paulatinamente profundizaciones de esos elementos que a veces pasan por lo poético o a veces por las construcciones melódicas.

Y Juan Quintero, con quien también tengo un contacto muy fluido, indaga mucho y compartimos la certeza de que el antecedente del cancionero previo es la fuente fundamental de recursos de todo lo que uno hace y que todo eso que uno aprendió desde chico después tiene como capas de observación que luego aparecen sobre las cosas que te llamaban la atención o te emocionaban.

Se trata de interrelaciones muy difusas o muy difíciles de establecer y eso tiene que ver con un tercer lenguaje autónomo que, de alguna manera, agrega a los dos o es un sistema más potente o no se lo ve.

-T: ¿Y esa exploración lo modificó?

-JF: Me modificó un poco el modo de observar, de analizar y de proceder. Supongo que en algunos casos proporciona más herramientas y probablemente la pérdida de cierta espontaneidad intuitiva también puede llegar a funcionar en contra, pero de todos modos son formas de evolución de la conciencia de las que uno no se salva. Vos hacés lo que podés.

-T: En este Encuentro pero también a lo largo y ancho de la escena popular, sus canciones son muy versionadas ¿Cómo vive esas lecturas?

-JF: Las escucho y las disfruto. La primera sensación que tengo es de mucho orgullo y me siento muy honrado porque que alguien esté buscando un repertorio y te elija es un gran empujón.

Pero lo que allí se pone en juego es la cuestión del concepto de identidad de la obra porque los modos de intervención suponen que algún rasgo voluntaria o involuntariamente comienza a ser modificado en relación a la obra madre. En mi caso, aprendí que la dinámica de la transmisión del cancionero popular lleva en sí mismo el mal o el bien del cambio.

-T: ¿Lo inquieta saberse puente entre el repertorio tradicional y las nuevas generaciones?

-JF: Eso está bueno pensarlo como diálogo en el que uno se hamaca entre los antecesores y lo que viene en una apertura que ahora es un poco mayor. Por un lado hay aportes de la arqueología que uno no tenía previsto y se van descubriendo los orígenes de obras que eran muy importantes y entonces el diálogo hacia atrás también se expande. Y hacia adelante hay pibes con una capacidad técnica para desarrollar caminos novedosos y encuentro pautas de lenguaje que yo no tengo presentes.

Telam

20/08/2016 09:35 | cuarta noche | Sergio Arboleya | ROSARIO

El Encuentro de Músicos regaló un viernes de mágicos contrastes

LA CAUTIVANTE VOZ DE ANALÚZ BLANCO QUE ABRIÓ LA CUARTA NOCHE Y LA SIEMPRE ARRIESGADA INTERPRETACIÓN PROPUESTA POR LILIANA HERRERO QUE CERRÓ EN COMPAÑÍA DEL LUMINOSO PIANO DE LILIÁN SABA, MOSTRARON DOS ABORDAJES DEL CANTO, MIENTRAS QUE EL PODEROSO TERCETO DOS MÁS UNO Y EL BANDONEÓN SOLISTA DE SANTIAGO ARIAS EXPLORARON POSIBILIDADES SONORAS DE UN MAPA REGIONAL QUE RESPIRA TALENTO, LIBERTAD, DESENFADO.

Es que la suma de aportes y miradas desplegadas en la cuarta velada del 13er. Encuentro Nacional de Músicos, regalaron un muestrario de las posibilidades expresivas y formales de lo que suena desde las raíces argentinas.

Desde las 21.30, la formoseña encabezó desde su claridad vocal y junto a la expresiva guitarra de Valentín Cosso, un testimonio litoraleño que comenzó con el chamamé "Corazón de curupí" y siguió con la guarania "Resistencia".

Sumando invitados al recorrido, la flauta traversa de Cristian Álvarez azuzó la "Madrugada del pescador", la guitarra de Agustín Casenave y la percusión de Juancho Perone vistieron el gualambao "Alma de lapacho" y el acordeón de Agustín Villegas y el contrabajo de Andrés Dean intervinieron en la galopa "Costera".

Enseguida, el terceto Dos más uno que reúne en su formación a los hermanos chaqueños guitarristas y cantantes Marcelo y Hugo Dellamea y al percusionista Ariel Sánchez, ratificó su magnífico presente.

Con poco más de tres años de vida, el conjunto hizo gala de una sonoridad poderosa y capaz de abrazar distintos géneros con el mismo grado de belleza e impacto.

El chamamé instrumental "A dos hermanos de ley", una celebrada versión de "Amarraditos" y otro pasaje únicamente musical que los Dellamea crearon visitando el sur argentino y llamaron "Patagonia", fueron los primeros gestos del trío.

El insondable manejo guitarrístico de Marcelo, el criterio anudador de Hugo y la gracia y la potencia de Ariel se despidieron con "Diamante", de Jorge Fandermole, a la que presentaron como "la canción de un gigante que tienen por aquí".

Con el escenario cargado y encendido, podía pensarse que el jujeño Arias, sentado en soledad en medio del tablado, la tendría difícil, pero el músico llenó ese espacio de riesgos y sonidos capaces de convertirlo en un sentido hombre orquesta que dedicó su concierto a la memoria del correntino Nini Flores.

Con un bandoneón capaz de reproducir el golpe o levantar vientos, el intérprete propuso un universo tan íntimo como atrapante para abordar una selección de bailecitos o el carnavalito "Por la quebrada".

Y en el pasaje más logrado de su actuación, Arias visitó el huayno "Basta corazón" y regaló una ovacionada visita a la "Chacarera del aveloriado", de Gustavo "Cuchi" Leguizamón.

A las 23.05 se concretó el momento más esperado con la comunión en escena de dos compañeras de impronta musical: Saba-Herrero y entre ambas regalaron pasajes excepcionales.

El sonido prístino de Lilián y el torbellino que encarna Liliana son apenas una parte evidente del diálogo propuesto por dos artistas fundamentales.

"Zamba del arribeño" y "Juan del Monte" fueron los peldaños iniciales de una escalera por momentos escarpada que hasta permitió hacer saltar a escena al cineasta Luis Ortega, presente en la sala.

Como en el living de su casa, con un vaso de vino a mano y una capacidad de decir que no reconoce límites ni ataduras, Herrero condujo el recital hacia "Allá lejos y hace tiempo", para el que participó el vientista Marcelo Chiodi, y enseguida invocó a Fernando Cabrera con "La casa de al lado".

La cita a Cabrera la llevó a un fragmento de "El tiempo está después" ("Un día nos encontraremos en otro carnaval. Tendremos suerte si aprendemos que no hay ningún rincón, que no hay ningún atracadero que pueda disolver en su escondite lo que fuimos") por lo que inmediatamente apuntó: "No hay nada que pueda disolver lo que fuimos. A mí me gusta la expresión 'vamos a volver' pero como no soy una arengadora profesional digo que 'vamos a volver' mejores de lo que fuimos".

La interpretación compartida de la zamba "La catamarqueña" le arrancó la expresión "tremendo" y se sentó a disfrutar de Saba que ofrendó a sólo piano una pieza "bastante candombeada" titulada "Las dos orillas".

La despedida de corte yupanquiano y la confesión de la vocalista acerca de que "me gustan las grietas a mí", fue de "Luna tucumana" a la "Chacarera de las piedras" y no hubo más que decir.

Al Encuentro con su mistura de formación y conciertos le quedan dos noches de espectáculos; hoy a partir de las 21 otra vez en Parque España con los dúos Mario Díaz-Valeria Arnal y Chiqui Ledesma-Marcos Di Paolo, los ensambles instrumental y vocal y la MusiMedios Big Bang dirigida por José Luis Castiñeira de Dios.

Para ponerle broche a otra edición de este espacio gestado desde Rosario, el domingo a las 19 el Galpón de la Música recibirá a La Orquesta de Música Argentina Los Amigos del Chango, Myriam Cubelos y el grupo Mil Puentes.

Telam

20/08/2016 12:21 | ROSARIO

La música como punto de encuentro en Rosario

UN MUCHACHO DE RULOS AGITA SU GUITARRA EN MEDIO DE UNA JOVEN QUE CANTA Y DE OTRO QUE PERCUTE CON PALILLOS EN LAS ESCALINATAS DEL CENTRO CULTURAL FONTANARROSA, ENTREGANDO UNA DE LAS POSTALES QUE POR ESTOS DÍAS DOMINAN A LA SEDE FORMATIVA DEL 13ER. ENCUENTRO NACIONAL DE MÚSICOS EN EL CENTRO DE ROSARIO.

Es que la oferta de 15 talleres que desde el lunes y hasta la tarde del sábado se ofrecen en el Fontanarrosa exhibe la avidez y la camaradería que domina estas jornadas donde compartir e intercambiar experiencias le dan cuerpo a la recuperada escena de la música popular de raíz.

El encanto del espacio que sostiene un colectivo de músicos tiende puentes entre las celebridades que dictan los cursos y las personas de diversas edades (aunque lOs jóvenes son mayoría) que asisten a la experiencia.

Por eso, unos 410 participantes con predominio de los rosarinos, pero también llegados desde Buenos Aires, de localidades vecinas y desde Chile, Uruguay, Tucumán, Córdoba, Neuquén, Mendoza y Lago Puelo, suenan con alegría desparramándose entre la rica oferta.

Las clases de tres encuentros en dos jornadas y ocho horas, son una cita de saberes donde si bien hay un docente -como los muy venerados Jorge Fandermole, Néstor Gómez y Juancho Perone, Lilián Saba, Laura Hatton o Marcelo Stenta, por citar apenas a algunos- prima la certeza de que se trata de compañeros transitando una misma senda estética y conceptual.

Justamente Fandermole, que dicta un seminario sobre el abordaje de la composición en la canción, invita a que algunos muestren sus canciones esenciales y les dice a sus interlocutores "cada uno se transforma como puede" y Luciano enseña su versión de "La casa de al lado", de Fernando Cabrera, a partir del "arreglo de mi mejor amigo que me gustó tanto que le estuve dando vueltas en el viaje de regreso a mi casa que me lleva 16 horas", revela al repasarla.

En medio de esos intercambios con 75 participantes, el autor de "Canción del pinar" y "Agua dulce" indica a Télam que el Encuentro "concentra actividades conjuntas de reflexión y de trabajo que siempre terminan dando muy buenos resultados porque permite cotejar la acción de cada uno en cierto ambiente reflexivo y crítico".

"Si vos ponés a funcionar esa mirada de manera permanente dentro de las instituciones o de lo académico eso no pasa, pero colocado en un lugar más efervescente y más fugaz es como que se concentran las intenciones, las potencialidades y las energías", reflexiona.

En las puertas del Fontanarrosa y munidas de sus cajones, las locales y docentes de música Carolina y Eliana vienen de ser parte de la impactante experiencia del entrenamiento polirrítmico sobre vidala, zamba y chacarera que Gómez y Perone comandaron a partir del legado indómito de Chango Farías Gómez.

Los arreglos de Farías Gómez se hicieron carne en un inmenso salón del tercer piso donde 56 participantes (que coronaron el viaje divididos en cuerdas de guitarras, vientos, percusión y voces) atravesaron la experiencia de vivenciar una herencia con tradiciones y novedades.

"Siento que cada vez que vengo al Encuentro me nutro de un montón de herramientas", subraya Eliana, mientras que Carolina pone el foco en "una mejor organización que te permite disfrutar de todo lo que se ofrece".

Junto a ellas, Roxana -que no se perdió ninguno de los 13 años del espacio formativo- justifica su presencia constante en que "hay que seguir creciendo y aprendiendo y acá tenés esa posibilidad".

"Hay mucho voluntariado que permite que haya esta onda y que pueda haber precios populares", resalta el discípulo de Hilda Herrera antes de especificar que este año "trabajé en conciliar los mundos de pianistas que vienen del conservatorio con buena formación académica pero poco desarrollo musical y capacidad de tocar improvisadamente y el de los músicos parrilleros a los que les cuesta mucho asumir una partitura".

En otra sala, Carlos canta su tema "La vida la" acompañado por la guitarra de Rodolfo Gorosito en el taller de la cantante Laura Hutton y luego confiesa que "la experiencia fue increíble porque me marcaron cosas puntuales que llevan la cosa para otra lado".

Otro apunte inolvidable lo relata Alejandro, un guitarrista y cantante capitalino de 21 años, quien fue el bajo solista en la versión vocal arreglada desde el taller dictado por los Cabernet Ale Dolina y Manuel Lozano de "La canción de la vaca estudiosa", que el martes se lució en El Galpón de la Música.

"Fue impresionante haber salido a cantar en público un arreglo que se armó en un día y sin haber probado sonido, lo que habla de la calidad de los profesores y de lo que significa este espacio para formarnos y sentirnos parte", sintetiza el joven artista.

País 24

Sábado 20 de agosto del 2016 | 11:30 | MÚSICA | ROSARIO

En Rosario y en la noche de la canción, reinó Fandermole

Una soberbia actuación de Jorge Fandermole en cuarteto cerró en la noche del jueves en una colmada sala de Plataforma Lavardén, la cancionera y más convocante velada del 13er. Encuentro Nacional de Músicos que desde el lunes y hasta el domingo inunda Rosario.

La aclamada presencia del casi local autor de “Sueñero” y “Oración del remanso” (que integró la denominada Trova Rosarina pero en verdad nació en Pueblo Andino, a 55 kilómetros de Rosario) cerró una noche donde también se presentaron la ovacionada Teresa Parodi, Martín Neri y el cuarteto El Cielito.

Los cuatro artistas reunidos en la tercera noche de conciertos del Encuentro, mostraron la diversa paleta en donde la canción puede adquirir formas y texturas particulares y bien distintas.

Con el bello teatro colmado entre los más de 400 inscriptos en los 16 talleres de formación musical iniciados el lunes (que ingresan a los espectáculos sin pagar) y una nutrida y adulta concurrencia que adquirió sus ubicaciones a 100 pesos, la función comenzó a las 21.30.

El encargado de abrir el juego fue uno de los responsables del Encuentro, el cantautor Martín Neri, quien lució el fraseo de su guitarra puesta al servicio de un repertorio que remite al río.

“Puso su grito en agua de mi guitarra”, cantó en “Matriz de agua”, tema que también da nombre a un reciente disco que próximamente será documental sobre una familia de pescadores que habita en la isla La boca de la Milonga en un brazo del Paraná.

El gualambao “Nosotros”, sobre texto de Teresa Parodi, y una sentida versión de la magnífica “Zamba del chaguanco”, en ambos casos en compañía del sutil percusionista Emilio Zottarel, fueron otros puntos altos de la performance de apertura de quien por cinco años fue guitarrista del Dúo Salteño.

El arribo de Parodi generó fuerte conmoción y una fluida comunicación energética entre el escenario y la platea que la artista correntina y ex ministra de Cultura aprovechó para volcar piezas de su cancionero urgente y comprometido.

Con la única compañía de la guitarra del joven Juan Manuel Colombo, Teresa expresó su alegría por volver a este espacio (“estoy muy feliz por haber sido convidada por mis compañeros músicos”, señaló emocionada) y en un set de canciones poco transitadas (salvo “El otro país”) encendió al público.

La simpleza de su música, el tenor de su poética y una interpretación aguerrida fueron los elementos a los que apeló en medio de no pocas alusiones a la realidad como la que prologó a “La Florentina” cuando refirió al “regreso alucinado de un país a la deriva que me duele mucho en el corazón”.

En otro plano diametralmente opuesto, con el acento colocado en la musicalidad y en las posibilidades expresivas de sus cuatro integrantes, El Cielito arriesgó desde canciones con protagonismo de lo instrumental y fusiones.

Las composiciones del guitarrista entrerriano Charly Samamé y la voz y las percusiones de Alfredo Tosto, más las filosas intervenciones de Pablo De Vader en clarinete y saxo soprano y la esforzada base sostenida desde el bajo por Cristian Villafañe, regalaron un inspirado momento estético que tuvo que pelear contra algunos problemas de sonido.

A 15 minutos de la medianoche, el impecable cuarteto que Fandermole comparte con Marcelo Stenta (guitarra), Fernando Silva (bajo eléctrico y cello) y Juancho Perone (percusión), aportó su sabia mirada a la cuestión de la canción con un disfrutable set de tres cuartos de hora que al inicio y al final tributó a dos célebres ausentes: Raúl Carnota y Nini Flores.

“A la memoria de Raúl Carnota”, anunció el trovador como prólogo a “Corazón de bombisto” y enseguida arremetió con “Chamarrón de proa”, “Yarará” y el bellísimo “Agua dulce” que en “Fander”, su último disco fechado en 2014, dedicó a otros tres creadores de río que ya no están: Chacho Muller, el Zurdo Martínez y Aníbal Sampayo.

Subido a la delicada trama que Stenta y Silva apoyan en el pulso sin baches de Perone, el guitarrista y cantante aportó “Alunados” y “El amor y la cocina”, antes de despedirse con “una flor para el camino de Nini”, según deslizó antes de entonar “El suquipuquero”, del chaqueño Coqui Ortiz.

En la continuidad de recitales que coronan cada jornada de formación y conocimiento, este viernes será la primera de dos funciones consecutivas en el Centro Cultural Parque España.

Allí desde las 21 se presentarán el dúo Liliana Herrero-Lilián Saba, el trío Dos más uno, Santiago Arias y Analúz Blanco, mientras que el sábado, también a partir de las 21, habrá dos dúos (Mario Díaz-Valeria Arnal y Chiqui Ledesma-Marcos Di Paolo), además de los ensambles instrumental y vocal y la MusiMedios Big Bang dirigida por José Luis Castiñeira de Dios.

El cierre del domingo a las 19 será en el Galpón de la Música con La Orquesta de Música Argentina Los Amigos del Chango, Myriam Cubelos y el grupo Mil Puentes.

Fuente: Telam

17 de agosto de 2016 / MÚSICA

EL ENCUENTRO DE MÚSICOS YA SUENA EN ROSARIO

En su décimotercera edición, el Encuentro Nacional de Músicos en Rosario, presenta en tres auditorios, durante seis noches, veintiuna "grandes propuestas artísticas que expresan de manera diferente pero igualmente atractiva, la poesía y la música clásica del país". A la faceta de raíz folclórica y latinoamericana, programada en el encuentro desde su primera edición, se le suma como novedad este año en la grilla el costado ciudadano con varios grupos de tango. Paralelamente a los conciertos, en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa, se desarrollan quince talleres de grandes maestros.

"Apenas inaugurado el siglo XXI los artistas dedicados a las músicas de raíz criolla estaban limitados a ocasionales participaciones en grandes festivales o a escasos recitales en pequeños recintos con actuaciones autogestionadas" explican los organizadores.

"A través del Encuentro Nacional de Músicos con sede en Rosario, no todo cambió, pero el público empezó a revalorizar estéticas alejadas de la estridencia festivalera -sistemáticamente dominada por objetivos comerciales- y se pudo impoponer en el calendario con formas renovadas de interpretación y composición, propuestas enriquecedoras y cruces de expresiones musicales y culturales que fueron construyendo un imaginario folklórico hasta entonces casi ignorado".

Conciertos para todo público

El martes 16 desde las 21 en el Galpón de la Música habrá una gran peña con Bruno Arias, el Cuarteto Vocal Flores Negras y Graciela Sansone. El miércoles 17, en el Teatro Auditorio de Plataforma Lavardén, a partir de las 21 actuarán Rudi Flores y Ernesto Méndez; Mauro Ciavattini con "Cañaveral", El dúo Fain-Mantega, la Orquesta Utópica; Marcelo Stenta presentará la muestra del ensamble de guitarras y Ale Dolina y Marcos Lozano, harán lo propio desde lo vocal.

El jueves 18 en la misma sala y a la misma hora, se presentarán: Teresa Parodi, Jorge Fandermole, Martín Neri y Dúo El Cielito. El viernes 19 en el Teatro Príncipe de Asturias del Centro Cultural Parque España, a las 21, estarán Liliana Herrero junto a Lilián Saba, el trío Dos más Uno, Santiago Arias y Analuz Blanco.

El sábado 20 en el mismo lugar y con el mismo horario, actuará La Musimedios Big Band con obras y dirección de José Luis Castiñeira, Mario Díaz junto a Valeria Arnal, María de los Ángeles Ledesma con Marcos Di Paolo; Roberto Calvo presentará la muestra del ensamble vocal y Lilián Saba la muestra del ensamble instrumental.

Por último, el domingo 21 en el Galpón de la Música, esta vez desde las 19, desplegaran sus propuestas la Orquesta de música clásica argentina “Amigos del Chango”, Miriam Cubelos y Mil puentes.

El valor de las entradas generales a cada una de las noches del encuentro es de $100 pesos.

Talleres para alumnos y docentes

Durante toda la semana y con alrededor de 900 inscriptos de todo el país, los talleres de Grandes Maestros, se desarrollan en los salones de Centro Cultural Fontanarrosa, ubicado en la Plaza Montenegro.

"Esta actividad estimula el intercambio de ideas, la reflexión y el debate, no sólo entre intérpretes, compositores, alumnos y docentes de música, sino también con pensadores e intelectuales vinculados al quehacer cultural del país. Y hace posible la transferencia de saberes" cuenta la comisión organizadora del Encuentro.

Los cursos son dictados por Andrés Pilar (piano), Jorge Fandermole (composición), Laura Hatton (técnicas de canto), Myriam Cubelos (interpretación), Dúo Fain-Mantega (lenguaje del tango), Rudi Flores y Ernesto Méndez (guitarra), Juan Saavedra (danza), Lilián Saba (ensamble insrumental), Ale Dolina y Marcos Lozano (arreglos vocales), Marcelo Stenta (ensamble de guitarras), Facundo Guevara (percusión), Roberto Calvo (ensamble vocal), Jonhatan Szer (improvisación) y Néstor Gómez y Juancho Perone (guitarra y percusión).

En el ingreso a la sala E del CCRF tendrá lugar la muestra fotográfica "Vibraciones" de Eduardo Fisicaro.

El Ciudadano

15 agosto 2016

La agenda del Encuentro de Músicos

Hasta el próximo domingo, la ciudad recibirá a importantes exponentes de la canción en la 13ª edición del Encuentro Nacional de Músicos. Jorge Fandermole, la dupla Liliana Herrero-Lilián Saba, la Orquesta Popular de Cámara Los Amigos del Chango, Bruno Arias y Teresa Parodi serán algunos de los protagonistas.Tres auditorios, seis noches, veintiuna grandes propuestas artísticas convivirán con quince talleres que se desarrollan en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa. Allí también, se podrá visitar la muestra fotográfica Vibraciones, con imágenes de Eduardo Galeano, Juan Gelman, Rubén Blades, Joan Baez, Cecilia Todd, Charly García y Eduardo Falú, entre otros.

Convertido en un clásico y en una cita obligada para la música popular argentina, el Encuentro mostrará su importancia como escenario y espacio de formación e intercambio.

El percusionista Juancho Perone, uno de los responsables de la organización del espacio, señaló que “el Encuentro se sostiene gracias a un grupo de músicos que trabajamos casi todo el año ad honorem para que pueda concretarse”. En igual sentido, el músico apuntó que “de todas maneras, la única manera de sostener el Encuentro es con el apoyo de la provincia y de la ciudad, que confían en nosotros”.

Conciertos para todo público

Martes, a las 21. Galpón de la Música (Estévez Boero 980): Gran peña con Bruno Arias, el Cuarteto Vocal Flores Negras y Graciela Sansone.

Miércoles, a las 21. Plataforma Lavardén: recital de Rudi Flores y Ernesto Méndez; Mauro Ciavattini, El dúo Fain-Mantega, la Orquesta Utópica; Marcelo Stenta presentará al ensamble de guitarras y Ale Dolina y Marcos Lozano harán lo propio desde lo vocal.

Jueves, a las 21. Plataforma Lavardén: recital a cargo de Teresa Parodi, Jorge Fandermole, Martín Neri y el Dúo El Cielito.

Viernes, a las 21. Teatro del Parque España (Sarmiento y el río): recital de Liliana Herrero junto a Lilián Saba, el trío Dos más Uno, Santiago Arias y Analuz Blanco.

Sábado, a las 20. Teatro Príncipe de Asturias Parque España (Sarmiento y el río): actuará La Musimedios Big Band con obras y dirección de José Luis Castiñeira, Mario Díaz junto a Valeria Arnal, María de los Ángeles Ledesma con Marcos Di Paolo; Roberto Calvo presentará un ensamble vocal y Lilián Saba uno instrumental.

Domingo, a las 19. Galpón de la Música: se presentará la Orquesta de música clásica argentina “Amigos del Chango”, Miriam Cubelos y Mil puentes.

Información sobre talleres, conciertos y presentaciones especiales en encuentrodemusicos.com

Rosario3.com

15 de Agosto de 2016

Comienza el Encuentro Nacional de Músicos Populares

Jorge Fandermole, la dupla Liliana Herrero-Lilián Saba, la Orquesta Popular de Cámara Los Amigos del Chango, Bruno Arias y Teresa Parodi serán algunos de los protagonistas de la edición numero 13. Desde este lunes y hasta el próximo domingo. La grilla de conciertos abre este martes

Desde este lunes y hasta el próximo domingo se desarrolla en distintos espacion de la ciudad el 13er. Encuentro Nacional de Músicos Populares que contará con las presencias de Jorge Fandermole, la dupla Liliana Herrero-Lilián Saba, la Orquesta Popular de Cámara Los Amigos del Chango, Bruno Arias y Teresa Parodi, entre otros y otras artista.

El Encuentro reparte sus actividades en conciertos y talleres, y tiene como escenarios la Plataforma Lavardén, el Galpón de la Música y los Centros Culturales Parque de España (CCPE) y Roberto Fontanarrosa.

Esta actividad estimula el intercambio de ideas, la reflexión y el debate, no sólo entre intérpretes, compositores, alumnos y docentes de música, sino también con pensadores e intelectuales vinculados al quehacer cultural del país. Y hace posible la transferencia de saberes.

Los conciertos

Este martes a las 21, en el Galpón de la Música, habrá una gran peña con Bruno Arias, el Cuarteto Vocal Flores Negras y Graciela Sansone.

El miércoles a las 21, en el teatro de la Plataforma, actuarán Rudi Flores y Ernesto Méndez; Mauro Ciavattini con "Cañaveral", El dúo Fain-Mantega y la Orquesta Utópica. Además, Marcelo Stenta presenta la muestra del ensamble de guitarras, y Ale Dolina y Marcos Lozano harán lo propio desde lo vocal.

El jueves, en la misma sala y a la misma hora, será el turno de Teresa Parodi, Jorge Fandermole, Martín Neri y Dúo El Cielito.

El viernes a las 21, en el Teatro Príncipe de Asturias del CCPE, estarán Liliana Herrero junto a Lilián Saba, el trío Dos más Uno, Santiago Arias y Analuz Blanco.

El sábado, en el mismo escenario y horario, actuarán La Musimedios Big Band con obras y dirección de José Luis Castiñeira, Mario Díaz junto a Valeria Arnal, María de los Ángeles Ledesma con Marcos Di Paolo; Roberto Calvo presentará la muestra del ensamble vocal y Lilián Saba la muestra del ensamble instrumental.

Por último, el domingo a las 19, en el Galpón de la Música, desplegarán sus propuestas la Orquesta de música clásica argentina “Amigos del Chango”, Miriam Cubelos y Mil puentes.

La vigencia del Encuentro

Apenas inaugurado el siglo XXI los artistas dedicados a las músicas de raíz criolla estaban limitados a ocasionales participaciones en grandes festivales o a escasos recitales en pequeños recintos con actuaciones autogestionadas.

A través del Encuentro Nacional de Músicos con sede en Rosario, no todo cambió, pero el público empezó a revalorizar estéticas alejadas de la estridencia festivalera -sistemáticamente dominada por objetivos comerciales- y se pudo impoponer en el calendario con formas renovadas de interpretación y composición, propuestas enriquecedoras y cruces de expresiones musicales y culturales que fueron construyendo un imaginario folklórico hasta entonces casi ignorado.

Este decimotercer Encuentro, con quince talleres de grandes maestros y seis noches de conciertos no solo tendrá el brillo de jornadas anteriores, sino que será uno de los pocos que continuará gracias al Gobierno de la Provincia y al Municipal que coproducen con músicos y docentes de la ciudad un programa donde la generosidad de todos es el motor del mismo.

En números

En sus 12 ediciones anteriores, el Encuentro ofreció 124 talleres con 7.803 alumnos y en el que 728 artistas actuaron para 38.552 espectadores

Página 12

Domingo 14 de agosto del 2016 | ROSARIO 12

COMIENZA LA DECIMOTERCERA EDICION DEL ENCUENTRO DE MUSICOS POPULARES EN EL FONTANARROSA

Un espacio cuidado para los creadores
El encuentro se ganó un merecido prestigio en base a una cuidada curadoría de sus organizadores que privilegiaron a autores e intérpretes que buscan en nuevas sonoridades, texturas y poéticas que aportan al enriquecimiento del repertorio popular.


Por Edgardo Pérez Castillo

El prestigio cosechado por el Encuentro de Músicos Populares a lo largo de sus primeras doce ediciones se sustenta en diversos factores. Por un lado, la cuidada curaduría llevada adelante por un grupo organizador que supo priorizar la presencia de artistas comprometidos con la búsqueda de sonoridades, texturas y poéticas que aportaran al enriquecimiento del repertorio popular (ya no exclusivamente folklórico) en Argentina. Por otra parte, su sostenimiento significó un resguardo para esos mismos creadores e intérpretes que, sin la parafernalia de los grandes festivales, encontraron allí un nicho donde dar vuelo a obras. Todo ello acompañado de programaciones que brillan en las propuestas escénicas y, en paralelo, se hacen fuertes en lo formativo, con talleres que favorecen el aprendizaje y, por supuesto, el encuentro. De cara a la decimotercera edición del Encuentro --que se iniciará formalmente mañana y se extenderá hasta el domingo, con talleres en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa y conciertos en Plataforma Lavardén, Galpón de la Música y Centro Cultural Parque de España-- algunos de los participantes más jóvenes de la versión 2016 reflexionan sobre la importancia de este proyecto ya emblemático.

Porque, y he aquí otra de sus notables cualidades, el Encuentro de Músicos Populares de Rosario supo alcanzar un saludable equilibrio en la coexistencia de artistas consagrados y de jóvenes valores. "Sin dudas el Encuentro se caracterizó siempre por ser permeable a propuestas y artistas no necesariamente 'consagrados', y de alta calidad artística, lo cual generó un espacio de difusión. Por ejemplo, como espectador me permitió descubrir y disfrutar de la música de artistas que no conocía, y como músico me brinda ahora la posibilidad de compartir parte de nuestro trabajo que es, como vos decías, emergente", apunta en ese sentido el guitarrista Charly Samamé, que junto al percusionista Alfredo Tosto conforman El Cielito, proyecto que el jueves próximo compartirá escena con Martín Neri, Jorge Fandermole y Teresa Parodi.

Nacido en Coronda, Samamé tiene con el Encuentro un vínculo también afectivo: "El nacimiento del encuentro es contemporáneo a mi llegada a la ciudad, por lo que a riesgo de sonar muy romántico debo reconocer que son recuerdos de juventud muy queridos para mí. Entonces aparecen amigos y compañeros estudiantes de música (seguramente uno de ellos con la noticia de la primera edición del Encuentro), algunos valiosos consejos dados por los maestros en los talleres (consejos a los que sigo dando vueltas), y momentos de gran emoción que viví asistiendo a muchos de los conciertos del encuentro como parte del público". Ahora protagonistas, Samamé y Tosto recorrerán parte de El Cielito, el disco con el que se encaminan hacia la construcción de una "suite latinoamericana".

Para el vientista bonaerense Mauro Ciavattini el descubrimiento del Encuentro llegó con su propia participación: en 2007, y con apenas 23 años, desembarcó en Rosario con MJC, trío que un año antes había resultado ganador del Pre Cosquín (festival donde, en 2013, fueron Consagración). Esa participación resultó fundacional para Ciavattini, que aporta: "Recuerdo esa visita como una revelación, todos mis referentes juntos en un ambiente fraterno, brindando talleres, conciertos, guitarreadas, charlas en pasillos... recuerdo que en las siguientes ediciones regresé como alumno a seguir formándome".

De cara a esta edición 2016, Ciavattini estrenará el disco Cañaveral, donde plasmó "una música gestada desde un ensamble camarístico de vientos andinos, el resultado de una intensa búsqueda artística y pedagógica que lleva cinco años, forjada en la Universidad Nacional de Villa María y la escuela Aerófonos Andinos Córdoba". El director y arreglador también valoriza la posibilidad de dar a conocer aquí propuestas que, a pesar de su alto vuelo, difícilmente encuentran cabida en otros espacios. "El Encuentro nos permite cruzarnos en una especie de universidad anual, cada edición que pasa regresamos movilizados a nuestra aldea, con muchísima música nueva, nuevos amigos y con toda una `actualización` de lo que pasa a nivel país en materia de música de raíz folclórica", asegura.

Con esa misma concepción, y después de haber tenido un primer paso con su elogiado MJC ("Nos convocaron al año de formarnos y fue un fuertísimo impulso"), Ciavattini tiene en claro la posibilidad que este nuevo estreno representa: "No dudo que con Cañaveral pasará lo mismo, ya todos somos conscientes del espacio que ocupa este encuentro a nivel nacional y todos queremos estar. En el Encuentro de San Antonio de Arredondo(Córdoba) viví experiencias similares. Ambos son espacios en donde ya se forjó una mística colectiva, un sentido de pertenencia, un espacio de resistencia... en donde las cosas pasan ahí, compartiendo".

"Sin duda esta convivencia entre gente que tiene más trayectoria y experiencia y otra que hace menos tiempo que está en actividad ha resultado de gran estímulo para muchos y ha aportado en varios aspectos", coincide por su parte el contrabajista Mariano Sayago, que en 2004 vivió la primera edición del Encuentro acompañando a su amiga María de los Angeles Ledesma. "A la noche siguiente estaban Juan Falú, Raúl Carnota y muchos otros y también estuve", rememora Sayago, que este año subirá a escena como integrante de la Orquesta Utópica que conducen el guitarrista Martín Tessa y el bandoneonista Sebastián Jarupkin, y que tiene como objetivo "revalorizar el patrimonio musical tanguero de la provincia". "Es por esto que interpretamos específicamente tangos de autores santafesinos y que además estén en actividad, lo cual le brinda a nuestro repertorio, así lo creemos, un carácter específicamente actual y regional, todo lo cual se enmarca en un proceso de reapropiación generacional del género", distingue Sayago, que el miércoles próximo adelantará junto a sus compañeros los temas del disco debut de Orquesta Utópica, Contracorriente (que por estos días busca conseguir respaldo a través de la plataforma de financiamiento colectivo Panal de Ideas), en una noche que se completará con las actuaciones de Cañaveral y los dúos Rudi Flores-Ernesto Méndez y Fain-Mantega.

La lista de conciertos y talleres (que puede consultarse completa en www.encuentrodemusicos.com) incluye a artistas como Graciela Sansone, Bruno Arias, Liliana Herrero junto a Lilián Saba, Myriam Cubelos y la Orquesta de Cámara Amigos del Chango, Facundo Guevara, Laura Hatton, Juancho Perone y Marcelo Stenta, entre otros. La amplitud estética y generacional, una vez más, representada en una misma semana.

"Creo que es el intercambio sostenido entre gentes de diferentes puntos de la Argentina, que el Encuentro promueve año tras año, el que ha permitido la creación de diversas redes alternativas de circulación de música, la proliferación de festivales, talleres y encuentros en torno a nuestras músicas y danzas, y es allí donde finalmente las nuevas propuestas, cada una con su impronta estética particular, encuentra un ámbito donde hacerse visible para un público ampliado", valoriza Sayago, otro de los jóvenes artistas que crecieron de la mano del Encuentro, y que remarca: "Uno de los principales aportes del Encuentro es la enseñanza acerca de que los músicos populares organizados pueden desarrollar una tarea de promoción de propuestas musicales que por estar a contrapelo de las opciones que impone el mercado no tienen espacios apropiados para mostrarse. Lo más importante es la posibilidad concreta de politizar los procesos de construcción y recreación de identidades colectivas, poniendo en discusión la pregunta ¿quiénes somos? y proponiendo una posible respuesta a esa pregunta, en términos de música, danza y poesía".

EMEPEA

15 DE AGOSTO DE 2016

Rosario, otra vez

Ejemplo en el país de producción independiente y sustentable, escenario desde hace ya trece años de expresiones valiosas de la música argentina, vidriera para la escena emergente, espacio de formación e intercambio, también de creación de nuevos públicos, el Encuentro Nacional de Músicos Populares de Rosario acumula motivos para ser considerado uno de los más destacados del país. Una nueva edición comenzó el lunes pasado y se extenderá hasta el domingo 21 de agosto, con protagonistas como Liliana Herrero y Lilián Saba, Teresa Parodi, la Orquesta Popular de Cámara Los Amigos del Chango, Bruno Arias y el local Jorge Fandermole, y con un amplio abanico de actividades alrededor de la idea de encuentro.

Una marca distintiva de este encuentro es el acento puesto en los talleres para músicos, y en esta edición se proponen en cantidad y calidad. Facundo Guevara, Roberto Calvo, Rudi Flores y Ernesto Méndez, Juan Saavedra, Andrés Pilar, Paulina Fain y Exequiel Mantega, Laura Hatton, Saba y Fandermole, son algunos de los que estarán al frente de estos espacios de formación práctica. También uno de los organizadores de esta movida, el percusionista Juancho Perone.

El instrumentista –que toca con Fandermole y forma en dos tríos, uno con el pianista Eduardo Spinassi y el guitarrista Marcelo Stenta y otro con Stenta y la cantante Myriam Cubelos– cuenta que el encuentro se sostiene gracias a un grupo de músicos que trabajan casi todo el año ad honorem. A este esfuerzo se suma el apoyo del Estado municipal y provincial para poder concretar el evento, que cada vez se expande más. “Los que hacemos el encuentro no dejamos de querer tener una escuela permanente de música popular ni de armar un organismo que funcione todo el año haciendo música argentina”, mira hacia adelante Perone.

El Encuentro Nacional de Músicos Populares de Rosario ya tuvo su inicio formal el lunes pasado, con la tradicional transmisión en vivo del programa radial Sueñero, toda una institución rosarina que conduce Marcelo Nocetti y que este año tuvo como invitado a Bruno Arias. El martes 16, el jujeño es uno de los anunciados en la peña organizada en El Galpón de la Música (Guillermo Estévez Boero 980), junto a Graciela Sansone, el grupo Flores Negras y la muestra del ensamble de guitarras que coordina Marcelo Stenta y del taller de arreglos vocales propuesto por Alejandro Dolina y Marcos Lozano.

El miércoles 17 en Plataforma Lavardén (Sarmiento 1201) actuarán las duplas Rudi Flores-Ernesto Méndez y Paulina Fain-Exequiel Mantega, la Orquesta Utópica y el conjunto Cañaveral. El jueves 18 estarán en ese mismo lugar Jorge Fandermole, Teresa Parodi, el Dúo El Cielito y Martín Neri. El 19, en el Centro Cultural Parque España (Sarmiento y el río), se presentarán Liliana Herrero con Lilián Saba, Santiago Arias, Analúz Blanco y el trío Dos Más Uno. El sábado 20 será el turno de los dúos Chiqui Ledesma-Marcos Di Paolo y Mario Díaz-Valeria Arnal, MusiMedios Big Band dirigida por José Luis Castiñeira de Dios y las muestras del ensamble vocal dirigido por Dolina-Lozano y del ensamble instrumental comandado por Saba. El gran cierre del domingo reunirá en El Galpón de la Música a la populosa formación Los Amigos del Chango (la integran once músicos, siguiendo el espíritu que le imprimió el Chango Farías Gómez) con la cantante Myriam Cubelos y el grupo Mil Puentes.

Todo esto, mientras la oferta de formación, que este año generó 900 inscripciones para 15 talleres –cada uno de ocho horas totales divididas en tres días–, se extiende en cinco salas del Centro Cultural Roberto Fontanarrosa (Av. San Martín 1080). Allí también se expondrá la muestra fotográfica Vibraciones, de Eduardo Fisicaro con textos de Pedro Patzer. De todo eso, y del deseo que enuncia su nombre –el de encontrarse– está hecho el Encuentro Nacional de Músicos Populares de Rosario.

Cancioneros.com

15 DE AGOSTO DE 2016

Da inicio el XIII Encuentro Nacional de Músicos en Rosario

Apenas inaugurado el siglo XXI los artistas dedicados a las músicas de raíz criolla estaban limitados a ocasionales participaciones en grandes festivales o a escasos recitales en pequeños recintos con actuaciones autogestionadas.

A través del Encuentro Nacional de Músicos con sede en Rosario, no todo cambió, pero el público empezó a revalorizar estéticas alejadas de la estridencia festivalera —sistemáticamente dominada por objetivos comerciales— y se pudo impoponer en el calendario con formas renovadas de interpretación y composición, propuestas enriquecedoras y cruces de expresiones musicales y culturales que fueron construyendo un imaginario folklórico hasta entonces casi ignorado.

En su decimotercera edición, el Encuentro Nacional de Músicos en Rosario, presentará en tres auditorios, durante seis noches, veintiuna grandes propuestas artísticas que expresan de manera diferente pero igualmente atractiva, la poesía y la música clásica argentina. Paralelamente se desarrollarán quince talleres de grandes maestros en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa.

Talleres para alumnos y docentes

El lunes 15 en horas de la mañana, comenzarán los talleres de Grandes Maestros, actividad que se prolongará hasta el fin de semana en los salones de Centro Cultural Fontanarrosa, ubicado en la Plaza Montenegro.

Esta actividad estimula el intercambio de ideas, la reflexión y el debate, no sólo entre intérpretes, compositores, alumnos y docentes de música, sino también con pensadores e intelectuales vinculados al quehacer cultural del país. Y hace posible la transferencia de saberes.

Los cursos serán dictados por Andrés Pilar (piano), Jorge Fandermole (composición), Laura Hatton (técnicas de canto), Myriam Cubelos (interpretación), Dúo Fain-Mantega (lenguaje del tango), Rudi Flores y Ernesto Méndez (guitarra), Juan Saavedra (danza), Lilián Saba (ensamble insrumental), Ale Dolina y Marcos Lozano (arreglos vocales), Marcelo Stenta (ensamble de guitarras), Facundo Guevara (percusión), Roberto Calvo (ensamble vocal), Jonhatan Szer (improvisación) y Néstor Gómez y Juancho Perone (guitarra y percusión).

En el ingreso a la sala E del CCRF tendrá lugar la muestra fotográfica Vibraciones de Eduardo Fisicaro.

También el lunes 15 y en el marco del Encuentro, Marcelo Nocetti hará su clásico reportaje con transmisión radial, esta vez entrevistando a Bruno Arias. El Cuarteto Vocal Karé estará a cargo de la apertura del programa. Será en el Teatro Auditorio de Plataforma Lavardén a las 20.00 horas.

Conciertos para todo público

El martes 16 desde las 21 en el Galpón de la Música habrá una gran peña con Bruno Arias, el Cuarteto Vocal Flores Negras y Graciela Sansone.

El miércoles 17, en el Teatro Auditorio de Plataforma Lavardén, a partir de las 21 actuarán Rudi Flores y Ernesto Méndez; Mauro Ciavattini con "Cañaveral", El dúo Fain-Mantega, la Orquesta Utópica; Marcelo Stenta presentará la muestra del ensamble de guitarras y Ale Dolina y Marcos Lozano, harán lo propio desde lo vocal.

El jueves 18 en la misma sala y a la misma hora, se presentarán: Teresa Parodi, Jorge Fandermole, Martín Neri y Dúo El Cielito.

El viernes 19 en el Teatro Príncipe de Asturias del Centro Cultural Parque España, a las 21, estarán Liliana Herrero junto a Lilián Saba, el trío Dos más Uno, Santiago Arias y Analuz Blanco.

El sábado 20 en el mismo lugar y con el mismo horario, actuará La Musimedios Big Band con obras y dirección de José Luis Castiñeira, Mario Díaz junto a Valeria Arnal, María de los Ángeles Ledesma con Marcos Di Paolo; Roberto Calvo presentará la muestra del ensamble vocal y Lilián Saba la muestra del ensamble instrumental.

Por último, el domingo 21 en el Galpón de la Música, esta vez desde las 19, desplegaran sus propuestas la Orquesta de música clásica argentina "Amigos del Chango", Miriam Cubelos y Mil puentes.

Página12

LUNES, 15 DE AGOSTO DE 2016

Rosario, sede de descubrimientos y reencuentros

Hoy, cuando el reloj marque las 8 pm, comenzará a consumarse el Encuentro Nacional de Músicos Populares, que se lleva a cabo en Rosario desde hace trece años. Esta vez, el puntapié inicial lo dará Marcelo Nocetti, experimentado difusor de la música popular argentina, a través del programa radial que conduce desde hace quince años: Sueñero. En él, que trasladará su aire al Teatro Lavardén de Sarmiento y Mendoza, actuará el dúo de guitarras formado por Rudi Flores y Ernesto Méndez. “Este encuentro da cuenta del enorme colectivo que representa la actualidad de la música argentina”, principia Méndez, cuyo ensamble con Rudi, basa su estética en versiones libres de músicas del litoral. Será el disparo de largada de una serie de conciertos que incluye toques de Bruno Arias, el dúo Fain-Mantega, Jorge Fandermole, Teresa Parodi, la Orquesta los Amigos del Chango, Liliana Herrero, Lilian Saba y el grupo de tango femenino Flores Negras, entre otras propuestas.

“Estos encuentros reafirman nuestra identidad musical. Deseo que duren para siempre”, se manifiesta la cantante Laura Hatton, que participó en el primer capítulo, y fue testigo de una antológica juntada de pianistas, en otro de los encuentros. “Nunca olvidaré la noche que escuché a Hilda Herrera, Oscar Alem, Carlos Aguirre, Manolo Juárez y Eduardo Spinassi. Ahora compartiré la noche de concierto con Andrés Pilar, alumno de Hilda”, señala Hatton quien, además de poner su voz al servicio de Flores Negras (mañana en el galpón de la música de Boero al 900) dictará un taller de canto popular, uno de los 16 que tendrán lugar en el C.C. Fontanarrosa. “Es vital que se sostenga un espacio así”, pide Pilar, encargado del de folklore en piano.

“En tiempos donde lo virtual permite redes pero sin la posibilidad del intercambio humano personal, este encuentro adquiere mucho valor, porque lo que se vibra y se aprende tiene mucho que ver con un contacto así”, sostienen al unísono las Flores Negras que forman con Cecilia Bonardi, Laura Esses, Alejandra Cañoni y Hatton, y que actuarán mañana, antes que Bruno Arias. El miércoles, en tanto, será el turno del Ensamble de guitarras Mauro Ciavattini y Fain-Mantega. “Cada vez que hay iniciativas así, vemos un progreso en la formación de futuros músicos”, señala el pianista Exequiel Mantega. El jueves, también en el Lavardén y a las 21, actuarán el dúo El Cielito; Martín Neri; Jorge Fandermole y Teresa Parodi, mientras que el viernes, a la misma hora, pero en el Auditorio del C.C. Parque de España harán lo propio Santiago Arias; el tándem Herrero-Saba; Ana Luz Blanco y el trío Dos mas Uno. “Este encuentro es uno de los mas importantes del país, porque es un espacio de intercambio donde se puede compartir gran parte de lo que sucede hoy en nuestra música”, sostienen los Dellamea y Ariel Sánchez, en una sola voz. También a la vera del río, pero el sábado, expondrán sus músicas la MusiMedios Big Band con dirección de Castiñeira de Dios; y los dúos Díaz-Arnal, y Ledesma-Di Paolo.

El cierre será el domingo a partir de las 19 y bajo el techo del Galpón de la Música, con Myriam Cubelos y la Orquesta Los Amigos del Chango. “La MCA atesora la impronta de un grande de nuestra música como fue, es y será el Chango Farias Gómez, que está sobrevolando entre nosotros”, dice el Mono Izarrualde, vientista todoterreno. El veredicto final lo da Luis Gurevich, pianista y compositor: “Esto es de lo más lindo que se hace en el país, porque está lleno de descubrimientos y reencuentros”, redondea Gurito, figura de la MPA.

La Capital

Domingo 14 de agosto del 2016 | ROSARIO

La ciudad recibe a la música popular argentina

Es un auténtico fenómeno cultural, que tiene raíces en el emblemático festival de Cosquín en los años 60. Destacados compositores, instrumentistas e intérpretes se reúnen durante una semana a compartir, tocar y enseñar

Desde hace trece años Rosario cuenta con un encuentro anual que concentra la atención de los músicos populares argentinos. Así como en los años sesenta el centro de peregrinaje anual de los creadores fue el Festival de Folclore de Cosquín, desde la primera década de este siglo los músicos, compositores e intérpretes buscan canales de formación y exposición como el que entrega esta cita anual, que crece en convocatoria y prestigia a quienes participan en ella.

Resulta llamativo, además, que este auténtico fenómeno cultural que arranca mañana se haya originado por iniciativa de algunos músicos rosarinos que lograron su cometido y otra meta curiosa: el patrocinio de los gobiernos municipal, provincial y nacional por encima de épocas y colores políticos. Las perceptivas miradas de los administradores culturales se posaron en la creciente dimensión y validez de un encuentro que ofrece talleres a cargo de los mejores formadores en distintas especialidades, que incluyen técnicas de ejecución de diferentes instrumentos, entrenamiento vocal, expresión corporal y capacitación tecnológica. La organización consiguió que la cita se agregue al calendario cultural rosarino y ocupe, durante sus ediciones, las principales salas de la ciudad, como la del Parque de España, la Plataforma Lavardén y El Galpón de la Música, y ofrezca sus talleres en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa, su domicilio de nacimiento.

El encuentro se convirtió, a lo largo de los años, en un hecho palpable que confirma la presunción de que Rosario es cuna de músicos, ya que nació y se mantiene gracias al trabajo de creadores que militan por una causa artística común, y porque convoca a maestros provenientes de distintas escuelas musicales a los que les impone un solo requisito para participar: difundir técnicas que aplican en sus propias obras.

Las raíces

Todos los géneros musicales populares que lograron trascendencia tienen en común temáticas que refieren a lugares, ausencias, evocaciones y distancias. El folclore argentino no se apartó de esta característica y, en sus orígenes, les cantó a los paisajes y a la gente de diferentes regiones. Esa huella de identidad emocionó a muchos criollos que debieron dejar su terruño para convertirse en una especie de aves migratorias del trabajo eventual. El nacimiento del concepto "peón golondrina" —con toda la carga dramática que implica el desarraigo para garantizar el sustento familiar— también incluía un sentimiento de desgarro emocional que se conjuraba a medias en las noches de fogones con algún guitarrero improvisando versos que hablaban, justamente, de lejanos pagos natales, de mujeres ausentes, de recuerdos y olvidos, en fin; de la distancia. El mismo fenómeno —y quizá por las mismas razones— capturó la atención de los "gringos", segunda y tercera generación descendientes de la ola inmigratoria que se produjo en la Argentina sobre finales del siglo XIX y comienzos del siglo XX.

Cuando despuntaba la década del 60, en una pequeña localidad serrana del valle de Punilla, un grupo de vecinos decidió cambiar la fama del lugar como "destino para tuberculosos" y resolvió desafiar una lógica hasta entonces inconmovible cortando la ruta que atravesaba el pueblo de Cosquín con la construcción de un escenario donde nació el primer festival de folclore de la Argentina. Allí convergieron músicos y poetas que serían los pioneros del mayor festival de música popular de América Latina.

Aquellos pioneros organizaron el canto al país. Cada región tuvo sus representantes y comenzó a funcionar una especie de congreso cultural del hombre argentino, donde se debatía y cimentaba un costado de la cultura popular al que nadie había llegado a profundizar en tales dimensiones sociales.

Luego de diez años de festivales se produjo una explosión de popularidad que llenó de guitarras a buena parte de las casas argentinas y esparció el entusiasmo de las nueve lunas de enero en los cuatro puntos cardinales del país. A esa nueva meca de los músicos criollos comenzaron a llegar también los rebeldes. Los poetas y los creadores consideraban que había llegado la hora de cantarles, también, al hombre del porvenir y a sus esperanzas de cambio. Un movimiento liderado por el mendocino Armando Tejada Gómez y alimentado por los aportes de artistas como Oscar Matus, Carlos Alonso, Mercedes Sosa y Tito Francia, entre otros, propuso un proyecto para sumar contenidos al género musical que hablaría del hombre actual y del futuro. De ese fermento surgió la música predominante durante los primeros tres o cuatro años de la década del 70 y fue la base de lo que sería el folclore de la década de los 80, que acompañó el amanecer democrático tras siete años de silencio impuesto por una dictadura militar. Y así como en aquella primavera de los 70 se conocieron duplas creadoras como las de Leguizamón y Castilla, Falú y Dávalos, Isella y Tejada Gómez y Ramírez y Luna, por citar algunas, luego del silencio brotarían como flores los nombres de Peteco Carabajal, Teresa Parodi, Antonio Tarragó Ros, Omar Moreno Palacios, Juan Falú y muchos más. El folclore volvió a "decir" y los jóvenes de entonces descubrieron otro carril expresivo junto al rock criollo que había prologado el nuevo capítulo democrático con recitales que se convertían en verdaderas asambleas del sentimiento popular libertario.

La nueva era

Como una nueva vertiente, emergente de aquella fuerza cultural buscadora de cauces, surgió en Rosario en 2003 el Encuentro Nacional de Músicos Populares. Heredero de aquel viejo congreso espontáneo del hombre argentino emergente del Cosquín de los 60, nació así un nuevo movimiento gestado y protagonizado por músicos, dando origen a una convocatoria que cumplirá 13 años de fructífera vida en constante crecimiento.

El paralelo con la génesis y la búsqueda del Festival de Cosquín resulta tentador si se salta por sobre las enormes distancias que separan a una propuesta de la otra. Sin embargo, para los artistas populares, el encuentro rosarino parece ser la nueva meca a la que ansían llegar para sumarse a sus talleres, a la convivencia de una intensa semana que también incluye espectáculos para un público que ya lo espera, año tras año, porque en cierta medida se apropió del fenómeno musical popular.

Una de las destacables iniciativas de los gestores de la idea fue la de conservar —y en algunos casos rescatar— el valor de los referentes de la música popular argentina. Aquel grupo fundacional integrado por Juancho Perone, Irene Rodríguez, Martín Neri, Myriam Cubelos y Raúl Rey que se reunieron en el, por entonces, Centro Cultural Bernardino Rivadavia para proponer una iniciativa tan novedosa como interesante, apostaba al futuro sin olvidar el pasado ni desconocer el presente. La confirmación de esa perspectiva se concretaría en forma paulatina, con las participaciones de autores, compositores e intérpretes clásicos como Ramón Ayala, Omar Moreno Palacios, Mercedes Sosa, Oscar Alem, Ramón Navarro, Suma Paz, Jaime Torres, Raúl Barboza, José Luis Castiñeira de Dios, Damián Sánchez, el Chango Farías Gómez, Hilda Herrera, Manolo Juárez, Carlos Pino, Víctor Heredia, Julio Lacarra, Pocho Sosa, Antonio Tarragó Ros y muchos que se sumaron en la década del 80 como Juan Falú, Raúl Carnota (padrino de los encuentros), Teresa Parodi, Peteco Carabajal y Jorge Fandermole, entre tantos otros.

La voz de los referentes

El guitarrista, compositor y docente tucumano Juan Falú, uno de los creadores y difusores de la música popular argentina de gravitante influencia por su obra y por su ascendiente entre los jóvenes músicos argentinos, opinó sobre el fenómeno: "El de Rosario es uno de los encuentros más importantes del país, por atender a la demanda incesante de maestros, de información, por parte de los músicos que transitan el lenguaje folclórico", juzgó el creador, que cree en la perdurabilidad de la esencia folclórica en las manifestaciones regionales de la música popular, aunque advirtió: "No tanto en algunos intérpretes de éxito nacional, que suelen tomar prestadas fórmulas de éxito que muchas veces se alejan de aquellas esencias".

Falú protagonizó, en 2007, una de las más impresionantes presentaciones de las que tenga memoria el Festival de Cosquín en los últimos tiempos. Fue en ocasión de un homenaje que le brindó, junto a Jairo, a Atahualpa Yupanqui. En esa inolvidable noche, Falú asumió el rol exacto de quien tributa a un maestro con amor y absoluto respeto ante una plaza que se sumió en un silencio reverencial ante su guitarra. Sobre el festival cordobés, el artista consideró: "Creo que no tiene el mismo prestigio, pero al mismo tiempo sigue siendo un encuentro fundamental por las expectativas que sigue generando. Habría que sacarlo de esa urgencia taquillera para que vuelva a priorizarse lo artístico", reflexionó.

Otro compositor e intérprete insoslayable en la música popular argentina es Jorge Fandermole, entusiasta animador de varias ediciones del encuentro rosarino. El músico nacido en Andino que se convirtió en uno de los ejes de la "trova rosarina" surgida en los años 80, también ofreció su visión sobre el más importante festival folclórico de la Argentina en el que se recuerda aún su notable presentación junto a Víctor Heredia y Pedro Aznar. "Creo que, lamentablemente, el festival está en una etapa muy decadente, con un futuro incierto y que su corrupción ha sido largamente abonada por múltiples y egoístas intereses de mercados y medios y una letal mezcla con la política —sentenció—. Nunca han prevalecido las visiones artísticas o las genuinas tensiones que se pueden dar dentro de una gran diversidad estética, diversidad que nunca logró su lugar en el festival a lo largo de medio siglo, sino apenas como tímidas concesiones en programaciones con un fuerte contenido central", estimó el autor de clásicos como Río marrón y Oración del remanso.

Otro de los aportes a esta búsqueda de conclusiones en las vísperas de un nuevo encuentro de músicos en Rosario lo proporcionó la gran pianista cordobesa Hilda Herrera, nacida en Capilla del Monte, hija de padre rosarino, formada en Córdoba y radicada en la década del 60 en Rosario. La compositora cuenta con una rica obra propia que incluye temas como la Zamba del chaguanco, la chacarera La huesuda, la zamba La diablera, la huella La flor de sapo y el tango Señales luminosas, entre otras composiciones. La creadora participó en el primer encuentro rosarino y luego con sus discípulos del Cimap (Creadores e Intérpretes de la Música Argentina en Piano) en la séptima edición y ofreció su opinión sobre el emprendimiento de los músicos de Rosario. "Pienso que todo evento que promueva y permita mostrar el trabajo de los jóvenes es importante e interesante, y es bueno ver qué están haciendo —señaló—. Discrepo muchas veces cuando se mezclan las cosas, porque uno se encuentra con valores serios y otros que no lo son tanto. Todo depende de cómo y con qué criterio se elige a la gente. Siempre he bregado por seguir luchando para que se defienda la música argentina y ése es mi trabajo con el Cimap y los que están conmigo lo han detectado así. A veces se cree que estar en un encuentro supone que es bueno y puedo hablar de Cosquín, donde hay cosas que sólo interesan comercialmente", juzgó.

Acerca de las posibilidades que ofrecen las nuevas convocatorias Herrera consideró: "Son fantásticas. Tanto es así que los que ya no están estudiando conmigo siguen haciendo lo mismo, peleando por revalorizar la música nuestra. Tengo camadas nuevas y veo cómo avanzan las cosas con dos discos que se grabaron. Tenemos un ensamble instrumental desde el año pasado. Es una orquesta de cámara con vuelo. Mientras tengamos el apoyo oficial vamos a seguir. Siempre tengo un pedazo de mi corazón en Rosario: mi padre era rosarino y también está mi relación con Tucho Spinassi. Siempre atesoro todo ese recuerdo" confesó quien compartió vida y obra con el recordado pianista rosarino y también fue amiga de Chacho Muller, con quien compartía plenamente la visión sobre el respeto a las fuentes a la hora de componer. "Lo que pasa generalmente con la gente joven es que no conocen la mayoría del repertorio escondido de los grandes creadores", afirmó. "Lo que hago desde mi lugar es crearles la inquietud. Pasa lo mismo con el tango. Yo hago lo mismo tango y folclore, pero lo que más sufro es por el repertorio de los serios que quedaron ahí por equis razones. Lo que hice con Antonio Nella Castro fue a la lista negra durante el Proceso. Ahora los jóvenes lo están mirando, aunque parezca una cosa vieja. Nella Castro estuvo genial con aquello de "Para vivir como viven/ mejor no morir de viejo...", evocó citando los versos de la Zamba del chaguanco aportados por el poeta salteño.

Sobre el cuidado necesario que Muller exigía para no mezclar géneros y perder la identidad a la hora de componer, Herrera afirmó. "Tengo exactamente la misma posición de Chacho, porque acá se ha hecho tabla rasa con todo y se tocan chacareras todas iguales. Los cuyanos tienen la tonada y la cueca, y la música pampeana el triste, la huella y el triunfo, pero es como que ya no los conoce ni la gente del lugar, van desapareciendo. Lo mismo que la admiración por Atahualpa: todos lo nombran y no lo leen", agregó quien fue y es una rendida admiradora y difusora del patriarca de la música popular argentina.

País 24

Lunes 15 de agosto del 2016 | ROSARIO

Rosario se apresta a recibir a los músicos populares del país

Jorge Fandermole, la dupla Liliana Herrero-Lilián Saba, la Orquesta Popular de Cámara Los Amigos del Chango, Bruno Arias y Teresa Parodi serán algunos de los protagonistas del 13er. Encuentro Nacional de Músicos Populares que entre este lunes y el domingo 21 de agosto.

Convertido en un clásico y en una cita obligada para la música popular argentina, el espacio que como saldo de sus 12 ediciones anteriores ofreció 124 talleres con 7803 alumnos y en el que 728 artistas actuaron para 38552 espectadores, volverá a mostrar su importancia como escenario y como espacio de formación e intercambio.

El percusionista Juancho Perone, uno de los responsables de la organización del espacio, señaló a Télam “el Encuentro se sostiene gracias a un grupo de músicos que trabajamos casi todo el año ad honorem para que la cosa pueda concretarse”.

En igual sentido, el músico apuntó que “de todas maneras, la única manera de sostener el Encuentro es con el apoyo de la provincia y de la ciudad, que confían en nosotros como curadores”.

Para redondear la idea el instrumentista que toca con Fandermole y comparte dos tríos: uno con el pianista Eduardo Spinassi y el guitarrista Marcelo Stenta y otro con el propio Stenta y la cantante Myriam Cubelos, abundó que “estamos convencidos que el Estado tiene que poner plata para este tipo de cosas”.

Y en esa cuerda Perone comentó que “los que hacemos el Encuentro no dejamos de querer tener una escuela permanente de música popular ni de armar un organismo que funcione todo el año haciendo música argentina”.

Financian en parte esto pero sin meterse. Confían en nosotros como curadores.

La actividad pública y abierta a todo tipo de espectadores, comenzará el lunes 15 a las 20 en Plataforma Lavardén (Sarmiento 1201) con la tradicional puesta en vivo del programa radial “Sueñero”, que conduce Marcelo Nocetti y que este año tendrá como invitado al jujeño Bruno Arias.

El propio Arias será el encargado, el martes 16 en El Galpón de la Música (Guillermo Estévez Boero 980), de participar de una peña folclórica junto a Graciela Sansone, el conjunto Flores Negras y las muestras del ensamble de guitarras que coordina Marcelo Stenta y del taller de arreglos vocales propuesto por Alejandro Dolina y Marcos Lozano.

El 17 en Plataforma Lavardén (Sarmiento 1201) actuarán las duplas Rudi Flores-Ernesto Méndez y Paulina Fain-Exequiel Mantega, además de la Orquesta Utópica y el conjunto Cañaveral.

El jueves 18 en Plataforma Lavardén actuarán Jorge Fandermole y Teresa Parodi en el marco de una velada que sumará al Dúo El Cielito y a Martín Neri y viernes y sábado el escenario se trasladará al Centro Cultural Parque España (Sarmiento y el río).

Allí el 19 se presentarán Liliana Herrero con Lilián Saba, Santiago Arias, Analúz Blanco y el trío Dos más uno y el 20 lo harán los dúos Mario Díaz-Valeria Arnal y Chiqui Ledesma-Marcos Di Paolo, MusiMedios Big Band dirigida por José Luis Castiñeira de Dios y las muestras de ensamble vocal dirigido por Dolina-Lozano y de ensamble instrumental comandado por Saba.

El cierre del domingo desde las 19 en El Galpón de la Música reunirá a la formación Los Amigos del Chango con la cantante Myriam Cubelos y el grupo Mil Puentes.

La oferta de formación que para este años generó 900 inscripciones para 15 talleres (cada uno de ellos con ocho horas totales divididas en tres días) tendrá por sede cinco salones del Centro Cultural Roberto Fontanarrosa (Av. San Martín 1080).

Los talleres previstos son: La guitarra en la música del Litoral (Rudi Flores y Ernesto Méndez), Canto Popular, herramientas técnicas (Laura Hatton), Percusión (Facundo Guevara), Herramientas Rítmicas para Músicos (Jonatan Szer), Viento Creativo (Mauro Ciavattini), Improvisación aplicada a la Música Popular (Hernán Flores) y Taller para quien quiere cantar-Búsqueda del propio sonido (Myriam Cubelos).

También se ofrecerán Folclore en piano (Andrés Pilar), Ensamble de guitarras (Marcelo Stenta), La canción, una expresión de dos lenguajes- múltiples formas de abordaje compositivo (Jorge Fandermole), Ensamble instrumental (Lilán Saba), El lenguaje del tango (Paulina Fain y Exequiel Mantega), Danza (Juan y Nicanor Saavedra), Ensamble vocal (Alejandro Dolina y Marcos Lozano) y Del cuerpo a la orquesta- entrenamiento polirítmico sobre vidala, zamba y chacarera (Néstor Gómez y Juancho Perone).

En ese marco tan propicio, además, el aula E del Fontanarrosa recibirá la muestra fotográfica “Vibraciones”, con imágenes de Eduardo Galeano, Juan Gelman, Rubén Blades, Joan Baez, Cecilia Tood, Charly García, Eduardo Falú, Chango Spasiuk y Norma Aleandro, entre otros retratos de Eduardo Fisicaro y que incluyen textos de Pedro Patzer.

Fuente: Telam

Diario El Ciudadano

Lunes 8 de 2016

Comienza la previa del Encuentro Nacional de Músicos

La ciudad comienza a palpitar uno de los encuentros musicales más importantes de la región: la edición número 13 del Encuentro Nacional de Músicos cuenta, hasta el momento, con un total de 900 inscripciones a sus 15 talleres (la inscripción finaliza este miércoles) y se espera gran afluencia de público a los conciertos que sumarán, entre otras, las actuaciones de consagrados artistas como Jorge Fandermole, Teresa Parodi y Liliana Herrero. Las presentaciones en vivo que se sumarán a las actividades que tendrán lugar del 15 al 21 del corriente (ver grilla de actividades) tendrán una accesible entrada general de 100 pesos para todos los shows.

El evento, que se realiza cada año, comenzó en espacios reducidos, con menor afluencia de público y visibilidad, pero fue creciendo año a año y a fuerza de compromiso llegó a sumar en total cerca de 40 mil espectadores a los conciertos de los más de 700 artistas que participaron de las 12 ediciones realizadas hasta el momento. De esas mismas jornadas también participaron casi 8 mil alumnos, quienes asistieron a los más de 120 talleres dictados en todos estos años. .

Ahora, el antiguamente conocido como Encuentro Nacional de Músicos Populares, cambió su nombre para generar una apertura a distintos abordajes musicales y realizar una relectura respecto de qué significa ser un músico popular y qué tocar músicas tradicionales argentinas. De esta manera, e incorporando talleres y presentaciones de tango, el evento busca abrir sus puertas a todos aquellos interesados en profundizar sus conocimientos sobre música argentina. “Las jornadas formativas y artísticas crean un espacio para generar otras miradas sobre la música de raíz argentina”, explicó el percusionista local Juancho Perone, uno de los impulsores del encuentro, a la agencia de noticias Télam, al tiempo que, sobre el taller que brinda, detalló: “Como percusionista, descubro que los pibes saben tocar más cumbia o son cubano que chacarera, y por eso en el taller que proponemos con el guitarrista Néstor Gómez, que además dirige la Orquesta Los Amigos del Chango, trabajaremos sobre la vidala y la chacarera y esa superposición y esos multipulsos a partir de fragmentos de arreglos de Farías Gómez”

Conciertos y Peñas con entradas a 100 pesos

Con las actuaciones de Bruno Arias, Graciela Sansone y el conjunto Flores Negras comenzará, el martes 16 a las 21, en El Galpón de la Música (Guillermo Estévez Boero 980), la serie de recitales que tendrán lugar en el marco del encuentro y que contarán con una entrada general de 100 pesos. Los shows continuarán el 17 en la Plataforma Lavardén (Sarmiento 1201), con la actuación de las duplas Rudi Flores-Ernesto Méndez y Paulina Fain-Exequiel Mantega, además de la Orquesta Utópica, el conjunto Cañaveral y el ensamble de guitarras coordinado por Marcelo Stenta, mientras que el jueves 18, en el mismo espacio, actuarán Jorge Fandermole y Teresa Parodi. El viernes y sábado el escenario se trasladará al Centro Cultural Parque España (Sarmiento y el río) donde actuarán, el 19, Liliana Herrero con Lilián Saba, Santiago Arias, Analúz Blanco y el trío Dos Más Uno, y el 20, los dúos Mario Díaz-Valeria Arnal y Chiqui Ledesma-Marcos Di Paolo. El gran cierre tendrá lugar en el Galpón de la Música, el domingo 21, a las 19, con las actuaciones de Myriam Cubelos y Mil Puentes.

Valiosos espacios de formación

Además de los shows que permitirán al público rosarino asistir a espectáculos de gran calidad, el gran fuerte del Encuentro Nacional de Músicos es su parte educativa, que convoca a grandes exponentes de la música argentina y alumnos de todo el país. Esta semana, precisamente el miércoles, cerrará la inscripción para los 15 talleres que tendrán lugar en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa (San Martín 1080). Entre otros, se destacan: “La guitarra en la música del Litoral” (Rudi Flores y Ernesto Méndez), “Canto Popular-herramientas técnicas” (Laura Hatton), “Percusión” (Facundo Guevara), “Herramientas rítmicas para músicos” (Jonatan Szer), “Improvisación aplicada a la música popular” (Hernán Flores) y “Taller para quien quiere cantar. Búsqueda del propio sonido” (Myriam Cubelos). También se ofrecerán “Folclore en piano” (Andrés Pilar), “Ensamble de guitarras” (Marcelo Stenta) y “La canción, una expresión de dos lenguajes, múltiples formas de abordaje compositivo” (Jorge Fandermole), entre otros. Más información e inscripciones en: www.encuentrodemusicos.com.

Telam / CABLES - ESPECTÁCULOS

03/08/2016

CON TALLERES Y RECITALES, EL ENCUENTRO DE MÚSICOS POPULARES PROPONE "OTRA MIRADA"

El percusionista Juancho Perone, uno de los impulsores del Encuentro Nacional de Músicos Populares que entre el 15 y el 21 de agosto tendrá su 13era. edición en Rosario, consideró que las jornadas formativas y artísticas “crean un espacio para generar otras miradas sobre la música de raíz argentina”.

Telam / CABLES - ESPECTÁCULOS

27/07/2016

EL ENCUENTRO NACIONAL DE MÚSICOS POPULARES CONFRMÓ A FANDERMOLE, PARODI Y A LOS AMIGOS DEL CHANGO

El 13er. Encuentro Nacional de Músicos Populares, que se realizará en Rosario entre el 15 y el 21 de agosto con una intensa actividad de talleres y conciertos, confirmó las actuaciones de Jorge Fandermole y Teresa Parodi (el 18) y el cierre del domingo a cargo de la Orquesta Popular de Cámara Los Amigos del Chango.

Boletinfolklore.com.ar

Domingo 17 de Julio

Desde el lunes 15 hasta el domingo 21 de agosto, se lleva a cabo el 13º Encuentro Nacional de Músicos Populares.en Rosario

En su décimotercera edición, el Encuentro Nacional de Músicos en Rosario, presentará en tres auditorios, durante seis noches, veintiuna grandes propuestas artísticas que expresan de manera diferente pero igualmente atractiva, la poesía y la música clásica del país. Paralelamente se desarrollarán quince talleres de grandes maestros en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa.

Talleres para alumnos y docentes

El lunes 15 en horas de la mañana, comenzarán los talleres de Grandes Maestros, actividad que se prolongará hasta el fin de semana en los salones de Centro Cultural Fontanarrosa, ubicado en la Plaza Montenegro.

Esta actividad estimula el intercambio de ideas, la reflexión y el debate, no sólo entre intérpretes, compositores, alumnos y docentes de música, sino también con pensadores e intelectuales vinculados al quehacer cultural del país. Y hace posible la transferencia de saberes.

Los cursos serán dictados por Andrés Pilar (piano), Jorge Fandermole (composición), Laura Hatton (técnicas de canto), Myriam Cubelos (interpretación), Dúo Fain-Mantega (lenguaje del tango), Rudi Flores y Ernesto Méndez (guitarra), Juan Saavedra (danza), Lilián Saba (ensamble insrumental), Ale Dolina y Marcos Lozano (arreglos vocales), Marcelo Stenta (ensamble de guitarras), Facundo Guevara (percusión), Roberto Calvo (ensamble vocal), Jonhatan Szer (improvisación) y Néstor Gómez y Juancho Perone (guitarra y percusión).

En el ingreso a la sala E del CCRF tendrá lugar la muestra fotográfica "Vibraciones" de Eduardo Fisicaro.

También el lunes 15 y en el marco del Encuentro, Marcelo Nocetti hará su clásico reportaje con transmisión radial, esta vez entrevistando a Bruno Arias. El Cuarteto Vocal Karé estará a cargo de la apertura del programa. Será en el Teatro Auditorio de Plataforma Lavardén a las 20.00 horas. Conciertos para todo público

El martes 16 desde las 21 en el Galpón de la Música habrá una gran peña con Bruno Arias, el Cuarteto Vocal Flores Negras y Graciela Sansone.

El miércoles 17, en el Teatro Auditorio de Plataforma Lavardén, a partir de las 21 actuarán Rudi Flores y Ernesto Méndez; Mauro Ciavattini con "Cañaveral", El dúo Fain-Mantega, la Orquesta Utópica; Marcelo Stenta presentará la muestra del ensamble de guitarras y Ale Dolina y Marcos Lozano, harán lo propio desde lo vocal.

El jueves 18 en la misma sala y a la misma hora, se presentarán: Teresa Parodi, Jorge Fandermole, Martín Neri y Dúo El Cielito.

El viernes 19 en el Teatro Príncipe de Asturias del Centro Cultural Parque España, a las 21, estarán Liliana Herrero junto a Lilián Saba, el trío Dos más Uno, Santiago Arias y Analuz Blanco.

El sábado 20 en el mismo lugar y con el mismo horario, actuará La Musimedios Big Band con obras y dirección de José Luis Castiñeira, Mario Díaz junto a Valeria Arnal, María de los Ángeles Ledesma con Marcos Di Paolo; Roberto Calvo presentará la muestra del ensamble vocal y Lilián Saba la muestra del ensamble instrumental.

Por último, el domingo 21 en el Galpón de la Música, esta vez desde las 19, desplegaran sus propuestas la Orquesta de música clásica argentina “Amigos del Chango”, Miriam Cubelos y Mil puentes.

La vigencia del Encuentro

Apenas inaugurado el siglo XXI los artistas dedicados a las músicas de raíz criolla estaban limitados a ocasionales participaciones en grandes festivales o a escasos recitales en pequeños recintos con actuaciones autogestionadas.

A través del Encuentro Nacional de Músicos con sede en Rosario, no todo cambió, pero el público empezó a revalorizar estéticas alejadas de la estridencia festivalera -sistemáticamente dominada por objetivos comerciales- y se pudo impoponer en el calendario con formas renovadas de interpretación y composición, propuestas enriquecedoras y cruces de expresiones musicales y culturales que fueron construyendo un imaginario folklórico hasta entonces casi ignorado.

Este decimotercer Encuentro, con quince talleres de grandes maestros y seis noches de conciertos no solo tendrá el brillo de jornadas anteriores, sino que será uno de los pocos que continuará gracias al Gobierno de la Provincia y al Municipal que coproducen con músicos y docentes de la ciudad un programa donde la generosidad de todos es el motor del mismo. Más información en www.encuentrodemusicos.com

Rosario3.com

17 de Julio de 2016

Inscripción abierta a los talleres del Encuentro Nacional de Músicos Populares

La 13ª edición del evento, que se desarrollará del 15 al 21 de agosto en la ciudad, contempla quince instancias de formación. Hay tiempo hasta el 10 de agosto. Los detalles

Hasta el 10 de agosto está abierta la inscripción a los talleres que integran el 13º Encuentro Nacional de Músicos Populares de Rosario, que en esta oportunidad se desarrollará del lunes 15 al domingo 21 de agosto.

Tal como ocurre desde hace doce años, el Encuentro se presenta como el espacio en el que convergen propuestas estéticas de vanguardia y "grandes maestros" de la música popular argentina.

En esta entrega, la apuesta formadora quedará plasmada en quince talleres que tendrán lugar en cinco salones del Centro Cultural Roberto Fontanarrosa, San Martín 1080.

Por su parte, la grilla de conciertos contempla las presentaciones de Rudy Flores y Ernesto Méndez, Jorge Fandermole, Mauro Ciavattini con Cañaveral, la Orquesta Utópica, Dos más Uno, Flores negras, Bruno Arias, Nahuel Pennisi, Graciela Sansone, el Dúo Fain/Mantega, Teresa Parodi, Martín Neri, Santiago Arias, La MusiMedios Big Band –con obras y dirección de José Luis Castiñeira de Dios–, Mario Díaz junto a Valeria Arnal, María de los Ángeles Ledesma con Marcos Di Paolo, Myriam Cubelos, Mil puentes, Dúo El Cielito y la Orquesta Popular de Cámara Los Amigos del Chango

Los talleres

"La Guitarra en la música del Litoral" dictado por Rudi Flores y Ernesto Méndez.

"Taller de Canto Popular", herramientas técnicas" dictado por Laura Hatton.

"Percusión" a cargo de Facundo Guevara.

"Herramientas Rítmicas para Músicos" por Jonatan Szer

"Viento Creativo" con Mauro Ciavattini.

"Improvisación aplicada a la Música Popular" por Hernán Flores.

"Taller para quien quiere cantar (Búsqueda del propio sonido)" a cargo de Myriam Cubelos.

"Folclore en piano" con Andrés Pilar.

"Ensamble de Guitarras" a cargo de Marcelo Stenta.

"La canción, una expresión de dos lenguajes: múltiples formas de abordaje compositivo" con Jorge Fandermole.

"Ensamble instrumental" a cargo de Lilán Saba.

"El lenguaje del tango" por Paulina Fain y Exequiel Mantega.

"Danza" con Juan y Nicanor Saavedra.

"Ensamble vocal" a cargo de Alejandro Dolina y Marcos Lozano.

"Del cuerpo a la orquesta" (entrenamiento polirítmico sobre Vidala-Zamba y Chacarera) con Néstor Gómez y Juancho Perone.

Para mayor información, ingresar a la web del 13º Encuentro Nacional de Músicos Populares.

TELAM CABLES ESPECTÁCULOS

14/07/2016 / Rosario

EL 13ER. ENCUENTRO NACIONAL DE MÚSICOS POPULARES SE REALIZARÁ DEL 15 AL 21 DE AGOSTO EN ROSARIO

Jorge Fandermole, Lilián Saba, la Orquesta Popular de Cámara Los Amigos del Chango, Teresa Parodi y Bruno Arias, son algunos de los artistas confirmados del 13er. Encuentro Nacional de Músicos Populares que entre el 15 y el 21 de agosto en Rosario ofrecerá su atractiva grilla de conciertos y talleres.

Prensa ediciones anteriores

Pagina 12

Sábado, 13 de junio de 2015

Con el mismo sello de calidad

Constituido como el más importantes en su tipo en todo el país, el Encuentro volverá a ofrecer talleres y conciertos, combinando en su grilla la presencia de artistas consagrados y emergentes. Se realizará desde el próximo lunes.

El próximo lunes dará comienzo la 12º edición del Encuentro Nacional de Músicos Populares, el proyecto lanzado en 2004 y que se ha constituido como el más importantes en su tipo en todo el país. Sosteniendo su distintivo sello de calidad, el Encuentro volverá a ofrecer talleres y conciertos, proponiéndose nuevamente como un espacio abierto a la formación y difusión, combinando en su grilla la presencia de artistas consagrados y emergentes.

En ese contexto, será el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa (San Martín 1080) el que concentrará a los talleres, que este año estarán a cargo de Alberto Rojo (La guitarra, armonía, canción y el acto creativo), Carlos Marrodán con el Grupo Vocal Argentino (Arreglos vocales), Mario Martínez (Técnica de canto), Roberto Calvo (Ensamble vocal), Marcelo Stenta (Ensamble de guitarras folclóricas, arreglos estilísticos), Lorena Astudillo (Taller vivencial de canto e interpretación), Lucho Guedes (De la narrativa a la canción), Vica Bevacqua y Carolina Jakas (La danza como una manifestación del ser libre), Lucas Monzón (El Acordeón y la Música del Litoral), Embichadero (Entrenamiento rítmico para melodistas), Omar Gómez (Bajo: vidala, zamba y chacarera como un sistema de multi pulsos), Mario Gusso (Percusión: mixturas desde Perú hasta Argentina), Diego Schissi (Lenguajes armónicos a través del piano y sus aplicaciones en composiciones y arreglos), Iván Tarabelli (El músico y su sonido grabado) y Lilián Saba (Ensamble instrumental). Cada uno de los talleres se desarrollará con un formato de 12 horas cátedra y los interesados en participar deberán inscribirse en www.encuentrodemusicos.com, donde podrán consultarse días, horarios y programas completos.

Mientras tanto, la grilla de conciertos (que se desarrollarán siempre desde las 21.30) abrirá el lunes en Plataforma Lavardén (Mendoza 1085), donde actuarán Dura tierra, Federico Arreseygor, La cángola trunca, Cecilia Pahl y Matías Arriazu. El martes será nuevamente ese escenario el que recibirá a Quique Sinesi Trío, Ramiro Gonzáles, Embichadero, Será Arrebol y al Dúo Piscitelli Gómez Saavedra. El miércoles y jueves las funciones se trasladarán al Centro Cultural Parque de España (Sarmiento y el río), con las presentaciones de Curepas, Matías Martino, Quinteto Bataraz, Ay Juanita y José Gago grupo (el miércoles) y de Carlos Marrodán, Mariano Clavijo, Ecos en fuga y Dúo Bote.

Las dos últimas jornadas se desarrollarán en el Teatro La Comedia de Mitre y Ricardone, donde el viernes subirá a escena la Orquesta Municipal del Cámara dirigida por Fernando Ciraolo, que abordará un repertorio especial sumando a diversos solistas invitados. Además, se presentarán Alberto Rojo y la muestra del ensamble de Guitarras dirigido por Marcelo Stenta. El sábado el concierto de clausura estará a cargo de Lorena Astudillo, Paraguay Purahey, Lucas Monzón y las muestras del ensamble instrumental dirigido por Lilián Saba y del ensamble vocal dirigido por Roberto Calvo.

Asimismo, desde el jueves en el CCRF se montará una muestra de instrumentos musicales construidos por los integrantes de la Asociación Argentina de Luthiers quienes ofrecerán charlas ilustrativas sobre sus respectivas especialidades.

lacapital.com.ar

Domingo 31 de Agosto de 2014

Salinas en el Encuentro Nacional de Músicos: “Para la música no hay techo”

El 11º Encuentro Nacional de Músicos Populares cerrará hoy, a las 21, en la Plataforma Lavardén, con un concierto que ofrecerán Luis Baetti, Pablo Juárez y el dúo Perpetuo Remolino, y Luis Salinas.

El 11º Encuentro Nacional de Músicos Populares cerrará esta noche, a las 21, en la Plataforma Lavardén, con un concierto que ofrecerán Luis Baetti, Pablo Juárez y el dúo Perpetuo Remolino, que será cerrado por el guitarrista Luis Salinas como figura central. El artista dialogó desde Chile con Escenario y reafirmó que su carrera se basa en su sentimiento y que el único límite que reconoce está en sus manos: “Para la música no hay techo, el techo te lo ponés vos mismo”, aseguró el músico de Monte Grande.

  Desde “Salsalinas” (1994), su primer disco, hasta la trilogía de “Sin Tiempo” (2010), pasando por “Luis Salinas en Vivo” (2009, 2010), dedicados a los clásicos de la música popular argentina, el artista acumuló 15 discos con los que recorrió un amplio abanico de géneros mostranto su virtuosismo.

    Con una carrera de trabajador de la música que le puso sonidos a grandes voces, —entre las que se destaca la de Mercedes Sosa—y tocó junto a ilustres colegas de las seis cuerdas como Tomatito y Scott Henderson —por nombrar un par—, Luis Salinas sigue siendo el tipo llano y sencillo que afirma que el principal mérito de un artista es la sinceridad con la que se expresa.

     En un mundo que pone los números delante de las palabras, Salinas rescata el amor por lo que hace a la hora de expresarse con su guitarra.

—¿Cómo se siente tocando en la Universidad Central de Chile convocado por una escuela de música, siendo un artista que no pisó la academia?
  —Muy contento. Siempre es bueno compartir la música. Primero están los sonidos, luego los nombres que esos sonidos tienen.
  —¿Esta convocatoria está relacionada con su anterior experiencia junto a Scott Henderson en Chile?
  —No. Esta fue una invitación de Christian Gálvez, gran músico, que me convoca cada vez que puede. Lo conozco desde que tenía 16 años y desde ahí para acá, lo convoqué siempre que pude y ya hicimos 3 discos juntos y compartimos varios conciertos.
  —¿Imaginó una situación como la presente cuando aún era un chico de Monte Grande que quería tocar la guitarra como su padre?
  —La verdad es que soy un agradecido, cuando miro hacia atrás y veo que hoy puedo vivir tocando lo que me gusta; que ya viajé a más de 25 países y los escenarios y músicos que conocí. Es mucho más de lo que esperaba.
  —¿Qué siente cuando su hijo Juan toca junto a usted?
  —Una gran emoción... Es muy difícil de explicar. Debo separar el músico del padre, y eso es muy difícil. Es un regalo poder hacerlo.
  —En el concierto de Rosario cerrará un encuentro de músicos populares que lo considera un maestro de la guitarra. ¿Que puede aconsejarles?
  —Que escuchen todo, que se abran a escuchar diferentes cosas, que escuchen a los clásicos para poder desprenderse donde quieran, y que nunca dejen de escucharse a ellos mismos. Que siempre busquen que pueden decir ellos. Para la música no hay techo, el techo te lo ponés vos mismo.
  —Después de haber tocado con muchos de los grandes guitarristas del mundo y con cantantes como Mercedes Sosa, ¿qué sueño de músico le queda por concretar?
  —Tocando siempre se está aprendiendo. Este último viaje a Europa, en lo personal, fue una vivencia muy importante porque la hice nuevamente con mi hijo. Estar en el Festival de Córcega, donde tocan los principales guitarristas de mundo como Jeff Beck, Birelli Lagrene, y compartir escenario con Tomatito; o en París y en Madrid con mi hijo, que tiene 15 años, es algo muy lindo, muy enriquecedor. Y en lo artístico, siempre es muy importante por los músicos que uno ve, con los que uno toca y siempre se aprende.
  —Muchas veces dijo que Rosario es una ciudad especial para usted y tiene un álbum con ese nombre, ¿qué es lo que lo une tan fuertemente con la ciudad?
  —Rosario fue especial desde la primer vez que fui. Además, si no hubiese ido a Rosario, mi hijo Juan no habría nacido, ya que ahí conocí a su mamá. Tengo muchos amigos, y siempre me ha gustado presentar mi disco primero en Rosario, luego en cualquier otra ciudad.
  —¿Que cualidad define a un músico como popular?
  —Adolfo Abalos me dijo un día que la música popular es la música noble, que representa a un pueblo, por eso es tan importante lo que hay detrás de las notas.
  —¿Qué música lo impulsa a tomar la guitarra y ponerse a tocar?
  —Ninguna en particular. Siempre creí que la música empieza desde el lugar de uno y es universal. No podría decir hoy “me gusta más esto que aquello”, aunque por momentos hice “esto” o “aquello”. La música es inmensa. Me gusta la libertad. Creo que de la libertad viene la creación y la música es de muchas formas no de una manera sola. Lo importante es que sea sincera.
  —¿Se ve compartiendo algún proyecto artístico con su hijo Juan en el futuro?
  —Sí, claro. Ya lo estamos haciendo. Hace poco, en Mar del Plata, hice un concierto (“Intimo”), solo en dúo con Juan. Y ahora, en Rosario, estará como invitado.
  —¿Planifica su carrera o sigue los pasos que le marca el corazón?
  —Como te dije antes, he luchado mucho para poder hacer lo que quiero, lo que me gusta. No fue fácil esto de “tocar de todo”. La música no es un especulación para mí: toco lo que siento. Creo que hay una diferencia en decir equivocadamente “toco de todo porque puedo”, a decir “toco diferentes cosas porque me gusta y amo”, porque tiene que ver con lo que escuché desde chico. Si tuviera que definirme diría que soy una consecuencia de lo que he escuchado desde chico y eso se ve en mi manera de tocar y de componer.

elciudadanoweb.com

Publicado el 29 agosto 2014

Grandes artistas en el Encuentro de Músicos

Juan Falú, Cholo Montironi, Luis Salinas, Jaime Torres, Ica Novo, Luis Baetti, Santaires, Lilian Saba, Damián Verdún y Julián Venegas entre otros, son las figuras que se presentarán en las últimas tres noches del Encuentro Nacional de Músicos Populares que se desarrolla hasta el domingo.

Este será un fin de semana histórico en lo que a música popular respecta, ya que se darán cita en la ciudad grandes referentes del género entre los que se destacan Juan Falú, Cholo Montironi y Jaime Torres. Los recitales de estos eximios compositores e intérpretes tendrán lugar en el marco del 11º Encuentro Nacional de Músicos Populares Rosario 2014 cuyo broche de oro, programado para el domingo, estará a cargo del eximio guitarrista Luis Salinas. Será este viernes en el Teatro Príncipe de Asturias del Parque de España (Sarmiento y el río) que el guitarrista tucumano Juan Falú, junto a los músicos rosarinos Damián Verdún (charango) y Julián Venegas (guitarra), comparta escenario, a partir de las 21, con la Orquesta Municipal de Cámara que dirige Fernando Ciraolo; en una velada de la que también formarán parte el bandoneonista Cholo Montironi junto a su trío y el Ensamble Vocal del Encuentro, con arreglos y dirección de Roberto Calvo.

Jaime Torres, Santaires, Ángela Irene, Lucho Guedes y el Ensamble Instrumental del Encuentro con Lilian Saba serán los protagonistas de la velada prevista para mañana, un concierto que se llevará a cabo en la Plataforma Lavardén (Sarmiento y Mendoza), a partir de las 21.

Sin dudas el charanguista  tucumano Jaime Torres será el número central de la quinta noche del encuentro. El artista, que residió en Rosario y que integró grupos locales como Inti Sumaj, logró el reconocimiento popular luego de grabar La Misa Criolla junto al pianista y compositor Ariel Ramírez, en 1964. Desde entonces, Jaime Torres se convirtió en uno de los referentes de los tantos charanguistas que le sucedieron y es una figura que integra el núcleo fundacional del movimiento folclórico argentino consolidado en la década del 60.

La propuesta, que se desplegará mañana, también contará con la presencia del grupo bonaerense Santaires, creado a principios de los 80 y refundado en 2005. Actualmente, está integrado por Roberto Calvo, Tato Angeleri, Diego Escudero, Javier Pérez y Horacio Flamini.

Luego de una semana de grandes visitas, el encuentro, que está transitando su edición número 11, tendrá su gran cierre el domingo cuando, a partir de las 21, también en la Plataforma Lavardén, suban al escenario Ica Novo, Luis Baetti, Pablo Juárez, Perpetuo Remolino y el notable guitarrista Luis Salinas.

A lo largo de su carrera, Salinas supo recorrer todos los géneros de la música popular como acompañante de otros artistas y como sesionista. Salinas lleva más de una decena de discos propios dedicados a la música argentina y latinoamericana, y grabó con grandes exponentes del latin jazz, el flamenco y el blues como Tomatito, B.B. King, Horacio Salgán, Adolfo Ábalos y Hermeto Pascoal, entre otros.

Salinas será la figura principal del gran cierre de una velada que también contará con la presencia del compositor e intérprete cordobés Ica Novo, reconocido por composiciones como “Del norte cordobés”; el cantante y arreglador Luis Baetti, quien se destacó en la obra Homero del alma junto al elenco Arteón, y brilló en Cosquín 2012; el pianista compositor y docente Pablo Juárez, y el dúo Perpetuo Remolino.

TELAM

24 de Agosto de 2014

Músicos populares celebran un nuevo encuentro en Rosario

EL PERCUSIONISTA JUANCHO PERONE, UNO DE LOS FUNDADORES DEL ENCUENTRO DE MÚSICOS POPULARES DE ROSARIO QUE DESDE MAÑANA LANZARÁ SU 11MA. EDICIÓN SURCADA POR TALLERES Y RECITALES, SOSTUVO QUE LA PROPUESTA “IMPLICA COMPARTIR UN ESPACIO ENTRE LOS MÚSICOS Y CON EL PÚBLICO”.

“Quisimos crear algo que fuera la contracara de lo que veíamos que pasaba en los festivales folclóricos en general y en el de Cosquín en particular”, confesó Perone durante una comunicación telefónica con Télam.

El músico añadió que en los festivales “hay una cuestión casi deportiva de ver a quién aplauden más, quién lleva más gente o quien se aviva y canta más. Es una competencia en lugar de un espacio compartido entre gente que se dedica a lo mismo”.

Instrumentista de una larga y notable trayectoria que últimamente volvió a unirlo a su coterráneo Jorge Fandermole para las presentaciones del disco “Fander”, recordó sobre la génesis del Encuentro en 2004 que  “en lugar de envenenarnos y quejarnos por la lógica de Cosquín, decidimos hacer algo, y acá estamos”.

Desde esa mirada, subrayó que las jornadas de formación y espectáculos que se desplegarán entre mañana y el domingo próximo en distintos espacios de la ciudad santafesina, “permiten apreciar otras formas de ver la música folclórica argentina”.

“Por eso -abundó- nosotros le damos tanta o más importancia a los talleres que a los recitales, ya que hay una gran avidez de la gente por conocer esta música que, en la mayoría de los casos, no se enseña en las universidades argentinas”.

Los conciertos comenzarán el martes 26, desde las 19, en la Biblioteca Argentina Juan Alvarez (Presidente Roca 731) con la charla musicalizada “El Litoral cuenta”, en la que tomarán parte Ramón Ayala, Carlos Pino, Gregorio de la Vega y Eduardo Spinassi.

El miércoles, a las 21, en el teatro La Comedia (Mitre y Cortada Ricardone), actuarán Franco Luciani, Juampi Di Leone, Martín Sosa, Betiana Charny y el Dúo Wagner-Taján.

Luego, la sede se mudará al teatro Príncipe de Asturias del Centro Cultural Parque de España, donde el jueves estarán Peteco Carabajal con Jorge Cumbo y Juancho Farías Gómez; y Matías Arriazu, Mario Bernachea y La Bruja Salguero.

Y el viernes el mismo ámbito acogerá a Juan Falú, Damían Verdún y Julián Venegas con la Orquesta Municipal de Cámara dirigida por Fernando Ciraolo; Cholo Montironi y su trío y el Ensamble Vocal del Encuentro con arreglos y dirección de Roberto Calvo.

La Plataforma Lavardén (Mendoza y Sarmiento) recibirá las últimas dos veladas del 2014, reuniendo la del sábado a Jaime Torres, Santaires, Angela Irene, Lucho Guedes y el Ensamble Instrumental del Encuentro con arreglos y dirección de Lilian Saba.

El cierre del domingo correrá por cuenta de Luis Salinas, Ica Novo, Luis Baetti, Pablo Juárez y Perpetuo Remolino.

En paralelo, entre mañana y el sábado 30, habrá 16 talleres que se realizarán en el Centro Cultural Roberto Fontanarrosa (San Martín 1080) y que dictarán, entre otros, Patricia Belieres y Alejandro Cancela, Nilda Godoy, Vica Bevacqua, Quique Öesch, Alejandro Dolina y Marcos Lozano, Lilián Saba, Roberto Calvo, Vilma Wagner-Octavio Taján, Daniel Maza, Matías Arriazu, Iván Tarabelli y Diego Rolón.

Perone, uno de los 19 integrantes del equipo que -con agregados y deserciones- cada año pone a rodar el Encuentro, consideró que las jornadas “generan un espacio que implica una vidriera para un tipo de música que no la tiene”.

En idéntico sentido, consideró que “si tuviéramos 15 o 20 encuentros de este tipo, habría un circuito para que pudiéramos girar todos los que nos dedicamos a estas músicas”.

A la espera de que eso alguna vez suceda, lo cierto es que la decisión de estos artistas rosarinos logró convencer a tres diferentes estamentos (el gobierno de Santa Fe, el municipio local y el Ministerio de Cultura de la Nación) para que participen y apoyen cada una de las ediciones del Encuentro.

“Encarar cada Encuentro es un gran esfuerzo, pero también significa un orgullo que esto se haya mantenido y haya podido crecer mucho como un espacio manejado por músicos”, destacó Juancho.

A modo de balance de esta tarea, el músico que sostiene un trío con el guitarrista Marcelo Stenta y con su esposa, la cantante Myriam Cubelos, resaltó que la propuesta “creció en prestigio y muchos músicos quieren venir a tocar por el compromiso ideológico de ser parte, al margen que desde el día uno tuvimos como premisa que los vienen cobran bien, comen bien y se alojan cómodos”.

Por último y en clave local, Perone consignó que cada Encuentro “demuestra que hay mucha gente interesada en estudiar esta música y que en Rosario hace falta una escuela de música argentina”.

TELAM

3 de agosto 2013

Se realizará el 10º Encuentro de Músicos Populares en Rosario

EL 10º ENCUENTRO DE MÚSICOS POPULARES SE REALIZARÁ HASTA EL DOMINGO EN ESA CIUDAD, SURCADO POR UNA COMBINACIÓN DE CONCIERTOS (DE RAÚL CARNOTA, JORGE FANDERMOLE Y JUAN FALÚ, ENTRE MÁS) Y TALLERES.

El encuentro ratificará el interés por un abordaje musical “que la gente no puede escuchar en ningún otro lado”, reflexionó el percusionista Juancho Perone, uno de los organizadores del espacio.

“Si llegamos a los 10 años de este Encuentro, significa que existe una gran necesidad por difundir y apreciar este tipo de música y por eso la gente siempre llena los teatros”, consideró Perone en una entrevista con Télam.

El percusionista que integra regularmente las propuestas de Raúl Carnota, Jorge Fandermole, Myriam Cubelos y Lilián Saba, entre otros, forma parte de un equipo de 22 artistas que motorizan este espacio cultural.

La cantante Myriam Cubelos, también integrante del colectivo que sostiene el Encuentro desde 2003, aportó a esta agencia que “para mí lo más importante es el trabajo de todos los músicos que damos nuestro tiempo, sin cobrar un centavo, porque cada uno lo vive como una militancia que necesita sostener por amor a esta música”.

La también actriz, pianista y guitarrista destacó que “organizarnos para buscar un lugar desde donde convocar a músicos que sostenían la búsqueda sobre nuestros ritmos criollos, y que no tenía espacio en los festivales televisados, resultó una experiencia increíble”.

“Los teatros se llenan y los músicos apoyan, así que el Encuentro -abundó Cubelos- permite dar lugar músicos  y propuestas maravillosas”.

Con el apoyo de Cultura de la Municipalidad de Rosario, el Ministerio de Innovación y Cultura de Santa Fe y la Secretaría de Cultura de la Nación, el Encuentro reconoce su mayor impacto en la convocatoria de público a los conciertos y de alumnos a los talleres.

Los recitales comenzarán mañana en La Comedia (Ricardone 2000), con Nini Flores Grupo y Anacrusa junto a la Orquesta Juan de Dios Filiberto, y un día después el mismo teatro acogerá a Víctor Carrión Grupo, Willy González Trío, Aura, Myriam Cubelos y Homero Chiavarino.

El viernes en el teatro Príncipe de Asturias (Sarmiento y el río Paraná) tocarán Muestra Ensamble Vocal, los dúos Mercado-Gallo y Arelovich-Brizuela, Sexteto Vocal Cabernet y Jorge Fandermole.

En la sala Lavardén (Mendoza 1085) el sábado estará la Muestra Ensamble Instrumental, la Orquesta Popular de Cámara Chango Farías Gómez, Madrigal, Aldana Moriconi y Raúl Carnota, y el domingo Rafael Gíntoli y Sergio Rivas junto a la Orquesta de Cámara Municipal, Lilián Saba grupo, Sandra Corizzo y Juan Falú.

La apuesta formadora está plasmada en 15 talleres, como los de ballet (por Luciano Garbuio y Glenda Cassareto), de bajo y contrabajo (por Willy González), de folclore en piano (por Andrés Pilar), de arreglo de cuerdas (por Gustavo “Popi” Spatocco), de  ensamble vocal (por Damián Sánchez) y de ensamble instrumental (por Lilián Saba).

También se ofrecerán clases de canto folclórico (por Silvia Iriondo), de técnica vocal (por Mario Martínez), de ritmo y percusión en señas (por Santiago Vázquez), de aproximación al poema en el folclore (por Néstor Soria), de percusión latinoamericana (por Carlos Seminara), de vientos en el folclore (por Víctor Carrión), de guitarra en la música del litoral (por Ernesto Méndez) y de guitarra y composición (por Edgardo Cardozo).

Consultados acerca de la razón por la que Rosario logró convertirse en sede de esta imponente movida, Cubelos arriesgó que “me parece que si el Encuentro no pudo replicarse en otros lugares, o en otras provincias, debe ser porque solo acá hay un grupo de músicos que tienen capacidad de entrega para laburar en algo tan complicado”.

Perone, por su parte, puso el acento en lamentar que la experiencia rosarina no se replicara en otros lugares. “Es una pena, porque si esto se hubiera multiplicado, todos (incluidos obviamente nosotros), tendríamos más oportunidades de mostrar lo que hacemos, y habría más lugar para tantos buenos proyectos artísticos”

lacapital.com.ar

Miércoles 15 de Agosto de 2012

Un encuentro de músicos que ganó un espacio en la cultura

El 9º Encuentro de Músicos Populares comenzará hoy a las 21 en el teatro La Comedia (cortada Ricardone y Mitre) con la presentación de la Orquesta Juan de Dios Filiberto junto a Los Solistas de Anacrusa, con la direcciones de José Luis Castiñeira de Dios y Atilio Stampone.

El 9º Encuentro de Músicos Populares comenzará hoy a las 21 en el teatro La Comedia (cortada Ricardone y Mitre) con la presentación de la Orquesta Juan de Dios Filiberto junto a Los Solistas de Anacrusa, con la direcciones de José Luis Castiñeira de Dios y Atilio Stampone. El segundo conducirá a los músicos en el homenaje que Anacrusa brindará al compositor y bandoneonista Astor Piazzolla.

La Capital dialogó con los directores que esta noche conducirán a la orquesta porteña y ambos coincidieron en resaltar el valor que le otorgan a los encuentros de músicos en los que se intercambian experiencias y se consolida la vigencia de géneros como el folclore y el tango argentinos. José Luis Castiñeira de Dios anunció la formación que subirá esta noche al escenario junto a la orquesta: "Van a estar Enrique «Zurdo» Roizner, Hugo Pierre, Alejandro Santos, Cristian Zárate, Guillermo Anró y Marcelo Torres".

—Un verdadero seleccionado de músicos. —(risa) Es cierto.
—¿Cuál será el repertorio que ofrecerán?
—El repertorio justamente representa un homenaje que escribí para orquesta sinfónica y lo grabé. Este año se cumplen 40 años de trayectoria. ¡Cuántos años....!
—¿Qué opina de estos encuentros?
—Creo que es una iniciativa fantástica por la permanencia en el tiempo y la cantidad de artistas que se incorporaron en conciertos y clases. Le tengo un enorme afecto porque son todos músicos y es un privilegio encontrarse con tantos jóvenes colegas. Hubo una gran evolución en el campo de la música folclórica que nunca tuvo esta escala. Todos ellos han estudiado y a la vez todos, cuando llegó el momento de elegir un lenguaje, optaron por la música folclórica. Es muy interesante y ni siquiera hemos llegado a darnos cuenta de que es un fenómeno comparable al de los años 60.
—¿Es un encuentro para iniciados?
—No creo que sea sólo para músicos. Los festivales excluyen a estos artistas y el encuentro no es sólo para ellos sino para todos los melómanos.
Un referente del tango. Atilio Stampone, el director que conducirá a la orquesta en el homenaje que rendirá al bandoneonista y compositor Astor Piazzolla es una de las glorias del tango argentino. Con una carrera iniciada a los 15 años en la orquesta de Pedro Maffia y un paso firme por formaciones como la del mismo Piazzolla, en 1946 y luego en el Octeto de Buenos Aires, en 1955, Stampone también tocó con Mariano Mores, Juan Carlos Cobián y Leopoldo Federico. Desde 2000 es el director de la Orquesta Nacional de Tango Juan de Dios Filiberto.
—¿Que significa para un artista con sus antecedentes participar de este encuentro que se caracteriza por el alto número de jóvenes que participan de él?
—Me parece muy bien. ¡Excelente! Yo también empecé muy joven: toqué con (Astor) Piazzolla cuando tenía 16 años en el 46, cuando hizo la típica.
—Muchos jóvenes retoman las formaciones clásicas como las orquestas del 40.
—La juventud tiene que pensar que no está viviendo en los 40 y tienen que aportar sus inquietudes y sus conocimientos además de estudiar A mí me gustó el tango y estudiaba con Scaramuzza. Un día me dijo: "Para qué viene a estudiar si está tocando tango". Tiraba la bronca por eso. La importancia fundamental de la renovación se advierte enseguida porque las figuras van pasando con el tiempo y, si no tenés una camada de gente importante que aparezca, el género peligra. Yo era fanático de Pichuco (Aníbal Troilo). Escucharlos al Gordo era un placer. Luego las apariciones de Astor (Piazzolla) y (Horacio) Salgán fueron fundamentales porque aportaron otra expresión. Y también admiraba a Bill Evans. Era tanta la admiración que tenía por él que, como era amigo del empresario que lo trajo a la Argentina le pedí ir a esperarlo a Ezeiza y estuvo todo el día conmigo. Lo escuchaba y yo mismo me decía: ¿De dónde sacó los acordes éste? La aparición de gente joven significa de que este género va a perdurar el día que no estén las luminarias.

elciudadanoweb.com

Publicado el 13 agosto 2012

Nueva edición del Encuentro Nacional de Músicos Populares

Hasta el domingo se realiza el 9º encuentro con un total de 14 talleres y cinco conciertos en el CCPE, La Comedia y Plataforma Lavardén. Estarán, entre otros, Barboza, Atilio Stampone, Liliana Vitale y Chany Suárez.

El 9º Encuentro Nacional de Músicos Populares se realiza entre el lunes 13 y el domingo 19, organizado por músicos y docentes de la ciudad, en coproducción con la Municipalidad de Rosario, el gobierno de la Provincia de Santa Fe y la Secretaría de Cultura de la Nación. Las expresiones de raíz folclórica tendrán su espacio con 14 talleres de grandes maestros y cinco noches de concierto, con 20 grupos y solistas que pasarán por el Teatro Municipal La Comedia, El teatro Príncipe de Asturias del Centro Cultural Parque de España y la Plataforma Lavardén. Participarán, entre otros, Facundo Guevara, Chany Suárez, Guillo Espel, Lilian Saba, Fernando Carmona, Nardo González, Raúl Barbosa y Nora Sarmonia.

Los cinco conciertos se llevarán a cabo entre el  miércoles y al domingo, a cargo de grupos y solistas seleccionados entre nuevas propuestas, que vienen de todo el país a los que se sumarán los solistas de Anacrusa con la Orquesta Nacional “Juan de Dios Filiberto” dirigida por el Mtro. José Luis Castiñeira de Dios y la misma formación sinfónica en un homenaje a Piazzolla con la dirección del Mtro. Atilio Stampone; Raúl Barboza; Liliana Vitale y Verónica Condomí; la panameña Patricia Vlieg; Mateo Villalba; Melania Pérez; el Grupo Vocal Argentino; Vitillo Ábalos y una muestra de la orquesta de 50 atriles con instrumentos de formación sinfónica, guitarras y aerófonos andinos dirigida por Lilian Saba y otra de 60 voces con arreglos y dirección de Fernando Carmona entre otros artistas de gran reconocimiento a nivel nacional.

Los conciertos tendrán lugar, a partir de las 21 horas en la sala del Teatro Municipal La Comedia (miércoles y jueves), el auditorio Príncipe de Asturias del CCPE (viernes) y el teatro de la Plataforma Lavardén (sábado y domingo). La entrada será si cargo para los asistentes a los talleres y de 30 pesos para el público general, en tanto el programa del día miércoles es con entrada libre y gratuita.

Mientras la función pedagógica del encuentro contará con los talleres  dictados por Facundo Guevara, Rodolfo Gorosito, Chany Suárez, Guillo Espel, Ethel Koffman, Marcela Fernández, Matías Marcipar, Nora Sarmonia, Teuco Castilla, Lilian Saba, Fernando Carmona, Lars Nilsson, Diego García, María Inés Vitanzi, Nardo González y Rául Barboza.

También se desarrollarán otras actividades de libre acceso dentro del 9º Encuentro Nacional de Músicos Populares: Lars Nilsson: Charla “La Quena Cromática”. Martes 14/8 – 18hs – en Escuela Superior de Música UNR – Centro Universitario Rosario (Siberia) – Riobamba y Berutti. Y charla Experiencias sobre la “Fundación de la Licenciatura de Música Popular” en Mendoza. Miércoles 15/8 – 19.00 hs – Escuela Superior de Música UNR – Centro Universitario Rosario (Siberia) – Riobamba y Berutti.

Nora Sarmonia: Recital. Jueves 16/8 – 18.30 hs – Complejo Cultural Parque de España (Túnel) – Sarmiento y el río.

pagina12.com.ar

Jueves, 30 de septiembre de 2004

La alternativa rosarina

Se sabe que Rosario siempre fue tierra de buena música. Confirma su fama con eventos como el Primer Encuentro Nacional de Músicos Populares, que arranca hoy en esa ciudad. El encuentro reúne a buena parte de lo mejor de la música popular actual, esa misma que suele quedar excluida de los grandes festivales. En una programación así pensada hay lugar para Jorge Fandermole, Juan Quintero, Luna Monti, Martín Sosa, Cuchillo de Palo, María de los Angeles Ledesma y Cosecha de Agosto (hoy en el Centro Cultural Rivadavia); Juan Falú, Raúl Carnota y un ensamble de percusionistas en el que participa gente como Rodolfo Sánchez y Norberto Minichilo (mañana en el teatro municipal La Comedia); Silvia Iriondo y Chango Farías Gómez (el sábado en el mismo lugar); Oscar Alem, Hilda Herrera, Manolo Juárez, Lilian Saba y Eduardo Spinassi (el domingo). Los organizadores aclaran que el encuentro no se agota en las distintas presentaciones de los músicos. Además de clínicas en la Escuela Municipal de Música de Rosario, luego de cada concierto los protagonistas se reunirán en la peña El Aserradero para “debatir discursiva y musicalmente”, vino mediante, las distintas propuestas junto al público.

×

Log in